Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

sábado, 27 de octubre de 2012

Hablando de la infidelidad.

"No: una infidelidad no se justifica, porque al fin y al cabo, traición es traición, y cuando llega la traición es porque ya ha muerto el amor." AdriannaRossi.

Me pidieron que hablara de la infidelidad, algo difícil para mi, porque siendo sincera, no me visualizo siendo infiel, ni siendo víctima de infidelidad, aunque se escuche útopico, pero cada quién sabe lo que tiene. El punto es que sí, a cualquiera le puede pasar, tanto traicionar como ser traicionado, y en este post he intentado mirar la situación desde ambas perspectivas, esperando que en algo les oriente y guíe para saber qué hacer si se ven envueltos en una infidelidad, o si creen estar propensos a una.

La infidelidad, considerada por muchos tema tabú, pero desde siempre presente en la sociedades. Mucho hablo del amor, y de lo perfecto que puede ser, pero todo yin tiene su yang. Surge una pregunta bastante directa, probablemente para muchos la respuesta sea lógica, y para otros sea más profunda de lo que parece: ¿Si hay infidelidad, es que ya no hay amor?

A simple vista cualquiera dirá que quién ama no engaña, y hasta cierto punto es cierto, pero una infidelidad no siempre es un capricho, o un momento de debilidad, y aunque se escuche extraño, dentro de una infidelidad, aveces el infiel resulta ser la víctima y no el víctimario. Para comprender esto, primero tenemos que detenernos a evaluar las razones que preceden una infidelidad, ¿por qué una persona decide serle infiel a su pareja? probablemente porque esta le ha descuidado.

¡Ahí está el punto! muchas veces la infidelidad es la resultante de infinidad de errores cometidos dentro de la relación, errores que tristemente han llevado a que la llama entre la pareja se apague; Y siempre hay alguien más dispuesto a darle a tu pareja lo que tú has dejado de darle, siempre hay alguien dispuesto a demostrarle que puede ser mejor que tú, siempre hay alguien atento, esperando por cualquier descuido que cometas, para entrar en acción y quitarte lo que es tuyo.

Ahora bien, si realmente sentimos que hemos sido descuidados/as por nuestra pareja, la mejor solución no es salir corriendo inmediatamente a los brazos de un amante; como todo en la vida, la mejor forma de solucionar los problemas siempre será por medio de la palabra, hablando.

¿Sientes que las cosas ya no son igual que antes? ¿que algo ha cambiado? ¿sientes que los besos y las caricias ahora carecen de pasión? ¿sientes que tu pareja ya no te valora como antes? ¡entonces díselo! hazle entender que algo no anda bien, y que no eres ciega/o ante eso. Hazle saber que le amas, pero que el amor si no se cultiva, se marchita. Adviertéle que no estarás toda la vida ahí, esperando a que abra sus ojos y se dé cuenta de lo que tiene en ti, díle que tarde o temprano te perderá, y que no será tu culpa, sino de su frialdad e ignorancia.

No: una infidelidad no se justifica, porque al fin y al cabo, traición es traición, y cuando llega la traición es porque ya ha muerto el amor; Pero vale la pena hacer el intento por salvarlo, siempre vale la pena luchar por el amor. Nunca dejes morir el amor sin hacer tu mejor esfuerzo por salvarlo.

Cuida a tu pareja, valora a tu pareja, no permitas que el amor se marchite, no permitas que la llama se apague, no permitas que la ilusión muera.

Recuerda: el respeto y la confianza son pilares fundamentales dentro de una relación sólida y duradera. 

-AdriannaRossi.-

2 comentarios :

  1. Adriana! Esta entrada la imprimiré y la pondré en mi puerta!! Jajajaja Lo explicas muy bien, siento que has expresado lo que siento y pienso!! Yo lo tengo claro, todos merecen una segunda oportunidad pero NUNCA una tercera, excepto la infidelidad en eso yo no doy segundas oportunidades, aunque me muera de pena!

    ResponderEliminar
  2. Me alegra ver que pensemos igual Gary, todo se perdona, menos la traición.

    ResponderEliminar