Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

Sobre este blog

Este blog lleva mi nombre, y al igual que yo, es sumamente cambiante, complicado, profundo, reflexivo y bipolar.

Mi historia de amor.

No suelo escribir sobre cosas personales en mi blog, o quizá sí lo hago, pero indirectamente. En esta ocasión decidí cambiar un poco el contexto de las cosas y contarles mi experiencia personal en el amor...

¿Qué somos realmente?

La homosexualidad es una moda, el amor es un juego, las drogas son una necesidad, el sexo es un orgasmo, la familia es un estorbo, Dios es un payaso, y la vida una mierda.

Yo te elegí a tí.

Uno aprende a amar, no cuando encuentre a la persona perfecta, sino cuando aprenda a creer en la perfección de una persona imperfecta.

miércoles, 6 de enero de 2016

¡Nuevo blog! ya lo pueden visitar.


Así es, ya pueden entrar y acompañarme en éste nuevo capítulo de mi vida como bloguera: los espero en www.adriannarossi.com, un espacio pensado y diseñado desde cero, lleno de sorpresas, secciones y nuevo contenido, manteniendo siempre la esencia y el sentimiento de éste primer blog.

¡Estaré esperándoles con ansias!


jueves, 26 de noviembre de 2015

¡Adiós Blogger!

He decicido que ha llegado el momento de decir adiós a blogger, el lugar que me vió nacer como bloggera y en el cuál he aprendido muchísimo...

Como ya lo habrán notado, durante los últimos meses he estado completamente ausente, tanto aquí en blogger como en la fan page del blog, esto se ha debido a dos razones:

La primera ha sido mi vida personal, entre los estudios, mi matrimonio y mi casa la verdad me ha quedado muy poco tiempo; no lo niego, ha sido un maravilloso año para mi en todos los ámbitos, y se han venido muchísimos cambios, y por supuesto siempre que hay cambios se necesita de mucho tiempo para reorganizar la vida y adaptarse a estos.

Pero no les aburriré más con mis cosas personales; la segunda razón por la cual he estado ausente seguramente les interesará mucho más y me llena de emoción contárselos:

He decicido que ha llegado el momento de decir adiós a blogger, el lugar que me vió nacer como bloggera y en el cuál he aprendido muchísimo. A partir del próximo año estaré publicando bajo mi propio dominio adriannarossi.com, con una imagen totalmente renovada, contando con muchas más herramientas para poder compartir con mis lectores y tener un contacto más directo.

Éste post probablemente será uno de los últimos que escriba aquí en blogger, y aunque me llena de nostalgia les aseguro que cambiamos lo bueno por algo muchísimo mejor. He estado trabajando al 100% en el diseño y las herramientas del nuevo sitio, siempre de la mano de mi esposo que me apoya en cada proyecto que emprendo, y con el apoyo de personas muy talentosas y profesionales en lo que a desarrollo web respecta, así que se los prometo: la espera valdrá la pena.

Y sí, aunque la dirección y la imagen cambie, el sentimiento en cada texto será el mismo, pero con mayor sazón.

De todo corazón espero que no me abandonen en este nuevo camino, ya que sin ustedes el sentido de todo se pierde. Necesito de sus críticas, su retroalimentación y sobretodo de ésa calidad humana que impregna de buenas vibras mi blog. Así que recuerden, año nuevo, blog nuevo

¡Nos vemos en 2016 en adriannarossi.com!

-AdriannaRossi.-

lunes, 3 de agosto de 2015

¡Sí quiero!

SÍ QUIERO permanecer contigo, permanecer a tu lado hasta mi último suspiro, hasta que se acaben mis fuerzas, hasta que la muerte nos separe. Un SÍ QUIERO pleno, sin excepciones ni restricciones, y es que contigo lo quiero todo, sin ti yo no quiero nada.
El pasado sábado fue una fecha sumamente especial para mi, para mi historia, nuestra historia, el pasado sábado cumplimos nuestro primer aniversario como matrimonio, mi primer año llevando tu apellido, con el título de señora, nuestro primer año viviendo en carne propia el sueño que tanto fantaseamos, el sueño que se convirtió en una realidad.

Es increíble lo veloz que corre el tiempo, y es que aún recuerdo a la perfección cada detalle, aún soy capaz de percibir esa ensalada de emociones y sentimientos que nos envolvían, si cierro mis ojos puedo visualizar perfectamente los rostros y las expresiones de quienes nos rodeaban, algunos parecian más nerviosos que nosotros mismos, a otros los enolvía  felicidad, y muchos otros no fueron capaces de contener una que otra lágrima...

Un año pasó ya desde aquél día en el que ante los hombres nos dábamos ése "sí quiero" sin titubeos, sin miedos ni complejos, con seguridad plena, desafiantes ante la nueva etapa de nuestras vidas que comenzábamos, una vida nueva, una vida juntos... ése SÍ QUIERO envejecer a tu lado, SÍ QUIERO tomar tu mano y aferrarme fuerte a ti pase lo que pase, venga lo que venga, ese SÍ QUIERO acompañarte en las buenas, las malas y las peores, ése SÍ QUIERO permanecer contigo, permanecer a tu lado hasta mi último suspiro, hasta que se acaben mis fuerzas, hasta que la muerte nos separe. Un SÍ QUIERO pleno, sin excepciones ni restricciones, y es que contigo lo quiero todo, sin ti yo no quiero nada.

Acá estamos, a penas comenzando éste camino, conociendo los retos de la vida, las responsabilidades de crecer, acá estamos conociéndonos día con día, descubriendo con cada nuevo sol un nuevo razgo de nuestras personalidades, un nuevo reto que superar, una nueva manera de amar... amarnos cada día más, cada vez mejor, apasionándonos como novios, pero protegiéndonos bajo la fidelidad y la estabilidad que el matrimonio conlleva, protegiéndonos con la fuerza que nos permite nuestra juventud, comprendiéndonos con la madurez y el compromiso que significan las alianzas que portamos en nuestras manos...

Sí, aún somos muy jóvenes, quizá demasiado... y casarnos demasiado jóvenes ha sido la mejor parte de esto, pues no dejamos de sorprender y callar las bocas de aquellos que nos tenían poca o nada de fe, aquellos que desde un principio condenaban nuestra unión al fracaso basándose únicamente en nuestra corta edad, ¿desde cuando el matrimonio es cuestión de edad y no de amor? Lo bueno de casarse jóven y con tanto amor es que aún nos quedan muchísimos años de vida, muchísimas fuerzas y mucha vitalidad para gozar y disfrutar de éste bendito amor que nos tenemos, crecer y madurar juntos, acompañarnos en cada paso, abrirnos camino de la mano, conocer el mundo acompañados ¡que maravillosa decisión!

Ya son cuatro años a tu lado, a penas el primero como esposos y con total certeza juro y le grito al mundo que te amo más que nunca, más de lo que alguna vez creí poder llegar a amar, te amo con locura desmedida y puedo jurar que éste amor que siento no conoce límites, seguirá creciendo, se seguirá fortaleciendo, es amor verdadero, amor bendito, amor de dos, amor de Dios.

El amor es un reto que vale la pena tomar, no por capricho, jamás por rebeldía, el amor es un reto que se toma POR AMOR, siempre con causa y efecto: La causa del amor es el amor, el efecto del amor es más amor... así de simple, el ciclo se repite, y el amor verdadero tiene como principal cualidad ser infinito, un círculo vicioso, un ciclo sin fin.

Yo seguiré aquí amándote como nunca, tu seguirás así enamorándome como siempre, sigamos así, sigamos aquí, amémonos como el par de locos que somos, sigámonos enviciándonos el uno del otro, unamos cada noche nuestros cuerpos, compartamos con cada amanecer nuestros sueños, confiémonos día tras día nuestros corazones, sigamos construyendo juntos nuestro futuro... así sigamos, renovando cada día nuestro juramento, dándonos una y otra, y otra vez ése tan especial y mágico SÍ QUIERO.

-AdriannaRossi.-

lunes, 13 de julio de 2015

Aún no.

Traer al mundo nuevas vidas y guiarlas, perpetuar nuestro linaje, dejar una semillita en el mundo, ser capaz de vernos cara a cara con los niños que fuimos un día, vernos reflejados en nuestros hijos, lo imagino y no puedo evitar comprender que se trata de un verdadero milagro...

El día de ayer subí una ultrasonografía de mi vejiga a Facebook dando gracias a Dios de que todo había salido bien ya que esta era para descartar que yo tuviera cálculos o quistes, sin embargo los comentarios de curiosos preguntando sobre algún posible embarazo no se hicieron esperar, mis amigos y familia me escribían al whatsapp o vía inbox en el propio Facebook emocionados, diciéndome que "ya era hora" y que nos felicitaban a mi y a mi esposo, les aclaré a todos que no estaba esperando un bebé y la mayoría mostró cierto grado de decepción, mientras que otros me animaron a quedar embarazada pronto.

El fin de semana mi esposo y yo acompañamos a mi mamá a uno de esos pequeños kioscos de joyería dentro de un centro comercial, ahí reparaban pulseras, relojes, vendían toda clase de joyería de acero inoxidable y también realizaban perforaciones, mi mamá sólo quería que le repararan el broche de una pulsera, en lo que esperábamos a que le colocaran el broche mi esposo y yo vimos llegar a un par de muchachas de no más de 17 años, ambas lucían orgullosas infinidad de tatuajes a lo largo de sus brazos y en su pecho, también tenían expansiones en sus orejas y piercings por todas partes, sin embargo a mi no fue eso lo que me llamó la atención de ellas, sino el hecho de que ambas llevaban en brazos a un par de niños de uno o dos años de edad, una de las chicas se acercó al estante y le explicó a la encargada del kiosko que deseaba hacerse una nueva perforación, la encargada le dijo que pasara y se sentara, el espacio era muy reducido así que la chica no dudó en soltar al pequeño que llevaba en brazos, lo dejó tirado en el suelo sucio del centro comercial por donde centenares de personas caminaban, como si el bebé fuera cualquier paquete "se lo encargó" a su amiga, la cual ya estaba bastante cargada con su propio bebé, el niño comenzó a llorar, intentaba ponerse de pie e ir tras su madre, pero después de unos pocos segundos tambaleándose terminaba cayendo al suelo, la amiga de la primera chica lo jaloneaba para hacerlo callar, pero después de un rato prefirió darse la vuelta y dejar ignorada a la criatura.

Mi esposo y yo mirábamos la escena impotentes, con el corazón partido, era una mezcla de pena, tristeza pero sobre todo rabia hacia la irresponsable madre, la cual parecía inmune ante el llanto de su hijo, no pude evitar pensar que muy probablemente el dinero que la chica gastaba en perforaciones y tatuajes después le haría falta al niño para su leche y sus pañales, no quería imaginar la calidad de vida que a esa indefensa criatura le podría esperar, y tampoco pude evitar jurarme en mis adentros que cuando llegara el momento en que yo me convirtiera en madre me esforzaría al máximo por hacerlo de la mejor manera posible...

Muchos nos dicen que ya podemos tener hijos, somos un matrimonio por "todas las de la ley", mi esposo tiene un buen trabajo y para nuestra corta edad estamos muy bien establecidos, y es cierto, probablemente ya "podamos" traer hijos al mundo y mantenerlos, podemos darles una calidad de vida buena, pero aún no somos capaces de brindarles la mejor, y es que la paternidad no sólo se trata de "poder" hacer las cosas, aunque ya se pueda probablemente aún no se deba; Aunque desde nuestro noviazgo deseamos y soñamos con el momento de convertirnos en padres, no tenemos prisas, estamos conscientes de que el momento llegará cuando tenga que llegar, y aunque muchos no nos crean jamás hemos "evitado" tener hijos, pero tampoco nos lo hemos propuesto. Muchos se auxilian de fármacos y químicos para "planificar", cuando a veces lo único que se necesita es un poco de información, aprender a conocer sus cuerpos, ser responsables no es caro como tantos creen. 

El momento llegará, pero mientras llega nos dedicaremos a disfrutar al máximo nuestro matrimonio y a prepararnos psicológica y económicamente para ser los mejores padres que nuestros hijos puedan tener; La paternidad jamás se tiene que imponer ni apresurar, tampoco se le debe ver como una tragedia, es uno de los privilegios más grandes que nos da la vida: traer al mundo nuevas vidas y guiarlas, perpetuar nuestro linaje, dejar una semillita en el mundo, ser capaz de vernos cara a cara con los niños que fuimos un día, vernos reflejados en nuestros hijos, lo imagino y no puedo evitar comprender que se trata de un verdadero milagro, un milagro que requiere mucha madurez, responsabilidad y sabiduría, tristemente son pocas las personas que comprenden eso, claro ejemplo de ello son las chicas que mencionaba...

Un hijo siempre será una bendición, llegue cuando llegue, quizá lo hayamos esperado por mucho tiempo o quizá nos tome por sorpresa, sea como sea recordemos que ellos están ahí para convertirse en los amores de nuestra vida, ¡merezcámoslos! hagamos que la paternidad valga la pena.

-AdriannaRossi.-

martes, 24 de marzo de 2015

Tú seductor, yo masoquista.

¿Será a mi tumba que lleves rosas la próxima vez? 

Con un roce de tus manos sabes hacer que me entregue a ti, con un susurro de tus labios alejas los temores que comienzan a surgir, conoces muy bien el arte de la seducción, y yo aquí por mi parte soy presa fácil del ágil cazador.

Sí, es cierto, te perdoné, otra vez lo hice, lo sabías, me fallé.

Te perdoné tus mentiras, tus faltas, tus golpes... volví a caer, no pude conmigo misma, en tus ramas de nuevo me enredé. Estoy mal, eso lo sé, pero no entienden que te amo, que sin ti no sé qué hacer.

Trajiste rosas a mi cama y en tu cara de ángel vi la culpa reflejada... quizá esta vez sea cierto, quizá no finjas tu lamento, quizá esta vez ya todo cambie; Me pides que no se entere nadie, me dices que será la última vez, me juras que me amas, que te desconoces, que no eras tú, que sin mi mueres... Y YO TE CREO.

Te perdoné, pero no te equivoques, no significa que el dolor simplemente se haya ido, esas cosas no funcionan así, no tengo una papelera de reciclaje que simplemente se vacía y se puede borrar todo aquello que ya no se quiere recordar, demasiado utópico.

Aún con mi cuerpo flagelado y mi rostro ensangrentado, con mi alma remendada y mi corazón apuñalado, aún así busqué fuerzas para amarte...

Te besé, te abracé y te dije que te amaba, volvieron las niñerías y la complicidad, pero dentro de mi aún recordaba el dolor, aún quemaba el recuerdo.  No me culpes, soy humana y peor aún: soy mujer, las mujeres no olvidamos fácilmente, somos seres masoquistas y nos gusta recordar, martirizarnos y llorar una y otra vez por el mismo dolor, suena feo pero por mi propia experiencia y mera observación he llegado a esa conclusión.

Me he vuelto tan frágil a tu tacto, tan moldeable entre tus manos... has profanado mi coraza, mi temple se derrumba cuando estás tú. ¡Date cuenta del poder que ahora tienes sobre mi! Yo lo noté demasiado tarde, ya no podía hacer nada, cuando le vi ya había calado demasiado dentro de mi...

No me quejo, quizá siendo masoquista me gusta esto que siento, hasta cierto punto me hace sentir viva descubrir que pude amar, que este amor es ya tan fuerte que ha sabido hacerme llorar, temblar, temer... incluso odiar.

Te veo y no lo puedo evitar, me vuelvo a enamorar, loca y perdidamente me vuelves a hechizar, no sé qué es lo que tienes pero sí: te veo y en ti encuentro al más bello de mis sueños, se derrumba de repente, se convierte en pesadilla, pero mi corazón aún le ama, mi mente aún le aclama.

Quizá esta sea la última vez, quizá no... quizá la próxima no resista, quizá mi cuerpo desista, quizá los golpes ya no sanen y mi corazón simplemente falle, no lo sé... ¿será a mi tumba que lleves rosas la próxima vez? 

Con un roce de tus manos sabes hacer que me entregue a ti, con un susurro de tus labios alejas los temores que comienzan a surgir, conoces muy bien el arte de la seducción, y yo aquí por mi parte soy presa fácil del ágil cazador.

-AdriannaRossi.-