Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

miércoles, 12 de junio de 2013

¿Día del padre? (una carta personal)

Esta no es una de las típicas reflexiones a las que los tengo acostumbrados, de hecho es una carta que hace unos días escribí a una persona muy especial en mi vida... no creí que fuera material para un blog, sin embargo, me dí cuenta de que muchos (quizá más de los que pienso) podrían identificarse. 

Nos encontramos ya en el mes de Junio, y en la mayoría del mundo por estos días se celebra la fecha dedicada a los padres, y OJO, cuando hablo de padres no me refiero a progenitores, sino a PADRES de verdad, esos que no sólo gozan del placer de una relación sexual irresponsable y desaparecen, dejando a su pareja con un regalito que llegará al mundo dentro de los próximos nueve meses, esos que se toman el tiempo y la dedicación, esos que te dedican la vida, que te llevan de la mano en tus primeros pasos, esos que se enorgullecen de ti, que no pueden evitar gritarle al mundo con alegría ¡ES MI HIJO/A!, esos que te reprenden cuando es necesario, que parecen los villanos de la película de tu vida, pero que realmente son las personas que más te aman, te protegen y se preocupan de ti, sí, de ellos hablo, PADRES DE VERDAD, y es que cualquier imbécil puede tener un hijo, de hecho los más grandes imbéciles de todos no tienen sólo uno, sino muchos regados por el mundo... pero sólo un verdadero HOMBRE en todo el sentido de la palabra merece el enorme privilegio de ser llamado PAPÁ.

Probablemente yo no tuve la fortuna de tener a uno de esos verdaderos HOMBRES presente en mi vida, no tuve la oportunidad de llamar a alguien PAPÁ, no tuve el privilegio de enorgullecerme de un hombre que estuviese presente en mi vida desde siempre, pero sin embargo, gracias a esa carencia, aprendí a reconocer la cobardía de algunos (como mi progenitor), y el maravilloso talento de otros para amar y criar a sus hijos. Aprendí la manera de encontrar al mejor papá del mundo, descubrí un gran secreto: simplemente pregúntale a cualquier niño, ¿quién es el mejor papá del mundo?, te dirá sin titubear "ES MI PAPÁ", y sin duda, así lo es... el simple hecho de que un hombre sea merecedor de que un niño se enorgullezca, le ame, y le llame papá, ya lo convierte indudablemente en EL MEJOR PAPÁ DEL MUNDO.

Durante muchos años busqué a mi padre, pensé en él, me reproche su ausencia, me lastimaba día con día pensando ¿por qué?, ¿qué fue lo que hice mal? ¿por qué no se quedó conmigo?... durante muchos años el día del padre fue un verdadero tormento para mi, el ver cómo otros niños se esmeraban, decorando tarjetas en forma de corbatas o tazas de café para sus padres, era incapaz de entender ese entusiasmo y dedicación, y me dolía, me dolía enormemente no tener a quién darle "ese detalle especial" para el día de los padres, y me avergonzaba que los demás se dieran cuenta que yo no tenía un papá.

Con los años crecí, dejo de importarme, simplemente trataba de ignorar el hecho de que ese hombre no estaba, nunca había estado y probablemente nunca estaría en mi vida, me dije a mi misma que si nunca lo había necesitado, era porque simple y sencillamente ese alguien era un nada en mi vida, una presencia completamente innecesaria; Y cuando menos lo busqué, el sujeto apareció, predicándome la palabra de Dios, hablándome sobre amor y perdón, sobre arrepentimiento, y sobre "las maravillas que Dios había hecho en su vida" ... no lo niego, en un principio me emocioné, le creí cada una de las palabras que me decía, y no pude evitar sentir cierto respeto hacia él, después de todo "era mi padre", me decía a mi misma, sin embargo, me dí cuenta de que sus palabras no eran más que hipocresía, me di cuenta de las mentiras, y me di cuenta de algo que cambió mi vida por completo: nunca me faltó un papá en mi vida, de hecho, tuve al mejor papá del mundo, sólo que todo el tiempo yo le llamé de una manera diferente, yo le llamaba MAMÁ. 

El mejor papá sin duda alguna es mi mamá, quién siempre estuvo presente, quién siempre luchó por sacarme adelante sóla, y darme lo mejor, y en efecto, así lo hizo. Muchos de los que me conocen pueden dar fé de esto, en efecto, tengo una vida privilegiada, no me falta absolutamente nada, de hecho tengo mucho más de lo que necesito, y todo eso se lo debo a una mujer que jamás se dio por vencida, y aún viéndose abandonada por su esposo, con una recién nacida agonizante entre sus brazos, mi mamá luchó por mi, aún cuando todos pensaron que yo tenía pocas esperanzas de vivir, ella hizo lo imposible, tocó puertas, se fue sola a un país extranjero, buscando salvar mi vida, y gracias a su dedicación, la infinita misericordia de Dios y la bondad y el altruismo de médicos y organizaciones, lo logró. Mi madre paso de ser una madre soltera, sin nada, a ser una profesional éxitosa,  con un matrimonio estable, y una familia no perfecta, pero sí hermosa, todo lo que tengo se lo debo a ella, y aunque a veces no parezca, la amo, y estoy demasiado orgullosa de ella. 

TE AMO MAMÁ, y aunque a veces no me comporto a la altura, te juro que siempre voy a estar para vos, gracias por tanto mami, sé que nunca voy a poder devolverte todo lo que me has dado, pero me voy a esforzar para enorgullecerte a ti, tanto como yo me enorgullezco de vos.  Feliz día del padre mamá.

-AdriannaRossi.-

5 comentarios :

  1. Aunque no le creas, tú le debes algo a ese hombre... la vida. Si no fuera xq ese hombre se unio a tu madre, tú nunca hubieras nacido... partiendo de ahí, le debes ese respeto. Ahora cariño o amor creo q es imposible sentir por alguien q te dejo... pero piensa, si hubiera aparecido cuando tú tenias 4 o 5 años... no te apartarias de el, hubieras ido corriendo a su lado... porque es la inocencia que deberiamos tener. Al crecer la sociedad enseña a odiar a quienes se van, a quiened te hacen mal... Cuando niño, por la inocencia, esas cosas no existen.

    De todos modos dale las gracias por darte la vida... y dale todo el cariño del mundo a quien dio su vida por ti... sua mãe :-)


    Cuidate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho dudo mucho haber salido corriendo a sus brazos a mis cuatro o cinco años, siempre he sido diferente a lo que se espera, jajaja. ¿Respeto? no creo, sinceramente no le debo nada. El respeto es algo que se gana... aportó esperma para que yo naciera, sí, coincidencias de la vida, en ningún momento el esperó tenerme, fui un accidente, pero gracias a Dios mi madre tuvo los ovarios para hacerse cargo de sus acciones, al contrario de ese hombre al que tu dices que le debo respeto.

      Realmente considero deberle poco a pocas personas, no le debo casa nada a nadie, es mi opinión muy personal. La vida se la debo a Dios, y a mi mamá, porque de hecho, nací con una malformación en el corazón, que pudo haberme matado, de no ser porque mi madre se rebuscó, y a pura caridad me llevo a los estados unidos para que me operaran.

      Así que aunque mi padre biológico haya aportado su esperma, no le debo la vida a él, sino al esfuerzo de mi madre por salvarme, y a Dios claro está.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me encanto tu carta tu historia es similar a la mia en muchas cosas , solo que mi caso si conoci y conozco a mi papa' el siempre esta lejos es como que jamas estuviera yo "JAMAS" he recibido una llamada de felicitaciones yo jamas he salio con el a disfrutar un finde semana desde que tiene otras hijas ellas son su "TODO" y yo pase a ser su "NADA" a si que creeeme q estamos en las mismas . Y mama' como las nuestras es d admirarse de como sacan adelante solas con sudor y perseveracion y mas con la frente eb alto . Dios bendiga a tu mami y t bendiga a ti chica .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prácticamente es como si no lo conocieras... te entiendo, yo a penas he tenido contacto por facebook con mi padre biológico, y es curioso ver en su perfil las fotos de él con sus otros hijos, parece ser un papá ejemplar, es difícil comprender en qué esos hijos que tiene con otra mujer son diferentes o "mejores" que yo, si al fin y al cabo soy su primógenita, y se supone que el primer hijo siempre es especial para un padre, ni siquiera se trata de que yo haya sido fruto de un amorío de mi papá... él se casó con mi mamá, y ni aún así valoró el fruto de ese matrimonio.

      Pero como tu dices, lo que nos motiva y enorgullece son nuestras madres.

      Un abrazo enorme, bendiciones para ti y para tu mamá.

      Eliminar
  3. Muy buena tu historia, al leer cada parrafo en parte me sentia identificada porque tuve la ausencia de "mi padre", hace tiempo lo conocí y bueno no ha cambiado en nada conocer a mi progenitor por lo que siento por mi papá, el que cuido de mi, el esposo de mi madre y el que siempre estara conmigo.
    Conocer a nuestro progenitor es dificil, pero en parte alivia el alma además si no hubiera sido por esos hombres nosotras no estariamos donde ahora.

    Un abrazo y muchas gracias por compartir tu historia

    ResponderEliminar