Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

jueves, 9 de mayo de 2013

El corazón se confunde.

"El tiempo pasado jamás volverá, las personas que se fueron ahora tienen sus vidas hechas, y yo ya no soy parte de eso."

Totalmente cierto: el corazón se confunde, y creo que a casi todos nos ha pasado. Los sentimientos que alberga nuestro pequeño corazón son tan complejos y encontrados, que es de esperarse que este se confunda, sin embargo, aunque es casi obvio que pase, no deja de ser una de las confusiones más doloras, tormentosas y agobiantes que existen, porque son confusiones que involucran sentimientos, y cuando entran a juego los sentimientos, es ahí en donde nos damos cuenta de lo difícil que es ser humanos.

A veces quisiera ser tan sólo un animal salvaje que se deje llevar por sus instintos, que no esté atada a nada ni nadie por sus emociones, quisiera ser capaz de seguir mi vida sin importar las personas que entran o salen de ella, sin torturarme por el abandono de algunos, o por procurar no lastimar a otros. Quisiera (como todos) que mi corazón tuviera la opción de "delete", igual que en las cámaras fotográficas, en donde uno pude ir marcando con un chequesito las fotografías que quiere borrar, así deberíamos poder eliminar escenas y momentos de nuestras vidas, enviarlos de una vez por todo al olvido, sin necesidad de esperar a que el tiempo haga su trabajo... y aunque esperasemos, hay cosas que simple y sencillamente ni el mismo tiempo es capaz de borrar.

Pero no, esa no es la realidad, ni soy un animal salvaje, ni tengo un corazón con la opción de borrar momentos de mi vida al instante... soy un ser humano con alma y corazón, capaz de crear lazos sentimentales extremadamente fuertes, vulnerable a ser lastimada en cualquier momento por el  amor que entrego, y capaz de lastimar a quienes más amo por la misma naturaleza imperfecta de un ser humano. No soy desalmada ni sociópata, me suelen importar demasiado las personas, quizá más de lo que deberían, aunque no siempre lo aparento. La realidad es que vivo con un corazón que día con día se enamora más, se entrega más, y a la vez se vuelve más propenso a los dolores y traiciones de la vida y del amor, la verdad es que extraño más de la cuenta a aquellos que ya se han ido por distintas razones de mi camino, aquellos a los que un día llegue a querer, y que ahora me dí cuenta que más que eso, realmente amé, la verdad es que me atormenta preguntarme ¿qué pudo ser? ¿qué hubiera pasado si no se hubieran ido?... me  muerdo la lengua, me culpo, por no haber dejado salir a flote mis sentimientos en su momento. No puedo olvidar, no aún, y mi gran temor es jamás hacerlo, mi gran temor es no conocer la magnitud de mis amores, mi gran temor es no estar segura de lo que juro estar segura, mi gran temor es haber tomado la decisión equívoca, temo por mi vida, temo por mi amor, por este corazón confundido, que ama y es amado, pero no es capaz de olvidar, no es capaz de dejar de soñar con cosas imposibles, no es capaz de aceptar la realidad: el tiempo pasado jamás volverá, las personas que se fueron ahora tienen sus vidas hechas, y yo ya no soy parte de eso.

Trato de repetirme una y mil veces a mi misma: olvídalo, olvídate del pasado, vive tu hermoso presente, lo tienes todo para ser feliz, amas y eres amada, ¿qué más puedes pedir?... mi mente está convencida de eso, mi corazón también, pero dentro de él aún existe esa espinita clavada, muy adentro, esa espinita que con el leve rozar del recuerdo, punza y lastima más de lo que debería, y eso me asusta.

No sé, aún soy demasiado joven quizá, aún me hace falta madurez para terminar de comprender mis sentimientos... de niña no comprendía por qué golpeaba y maltrataba tanto al niño que me gustaba, crecí y aprendí a cuidar a quién amaba, cambié los golpes por caricias, los maltratos por cariños, porque comprendí con los años lo que era el amor... creo que necesito un par de años más para que mi corazón aprenda sobre las situaciones de la vida y el olvido. 

Sólo de algo estoy segura: amo como jamás había amado, sé que mi amor es de verdad. El corazón podrá tener muchas dudas a cerca del futuro, de las adversidades, de los sueños... pero jamás dudará de este gran amor, y mientras esté seguro de su amor, mientras se tenga el amor como combustible primario que impulsa el motor de mi vida, sé que todo irá bien.

-AdriannaRossi-

5 comentarios :

  1. }Ese sentimiento es el mejor de todos!!! Disfrútalo, abrázalo y déjalo crecer sin miedo!

    Un beso Adri!
    Me alegra que estés de vuelta!

    ResponderEliminar
  2. No puedes vivir del pasado, ya no tiene remedio.. Disfruta el Hoy que es lo que hay.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Adrianita. Es muy cierto, el amor es el combustible que alimenta tu ser y que hace que tengas razones para ver las cosas con una mejor óptica y perspectiva. Y cuando ese amor es correspondido, es algo hermoso y maravilloso. Y en cuanto al pasado, es solamente eso,. pasado. Ya fue y no volverá. La prioridad es el presente, el HOY, que marcará luego el futuro. El pasado es bueno para recordar, extraer lecciones y sirve de aprendizaje. Pero no para marcar nuestro destino, ni hacerlo depende de él.

    Siempre es un placer leer tus posts,

    Te mando un beso muy grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  4. Adri me encanta tu lectura, siempre son tan impactantes que al leerlas sientes lo mismo, eres tan especial, recuerda que espero leer tu libro ...bendiciones

    ResponderEliminar
  5. Tenia ya un rato de no revisar tu blog, pero veo que siempre conserva su calidad. ¡Excelene forma de escribir Adri!

    ResponderEliminar