Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

miércoles, 19 de junio de 2013

Soy más que un robot.

No esperen mucho de mi, porque los puedo decepcionar, tampoco esperen poco, porque los puedo sorprender, simplemente no esperen nada, atrévanse a conocerme, a esperar que yo encuentre mi propio camino.

¿Qué esperan de mi? muchos simple y sencillamente esperan que me arregle, que siempre me vea bien, que siempre sonría, que sea vacía y muy superficial.  Esperan que mis únicas preocupaciones sean pensar en qué me pondré al día siguiente, de qué color me pintaré las uñas, cómo me peinaré, que zapatos y bolso combinaré.

Muchos se sorprenden al conocerme, al encontrar en mi una persona joven que no gusta de vicios, ni de salir a bailar por las noches, una muchacha que prefiere quedarse en su pieza leyendo algún buen libro, escuchando buena música instrumental, o escribiendo algún poema o reflexión.

Es cierto que hay muchas chicas vacías por ahí, que sólo piensan en su apariencia y el qué dirán... nunca he sido de esas. A diario recibo a mi novio en pijamas, porque así me siento cómoda, es cierto, trato de lucir bien cuando salgo, pero no me esmero más de la cuenta, me considero una chica normal, ni fea ni bonita, sólo normal... tampoco creo necesitar demasiada ayuda para lucir "presentable"

No me sobre valoro, como muchas lo hacen, me sé inteligente, me sé capaz, pero reconozco que siempre habrán mejores y peores que yo, y no moriré por esa realidad. Tengo mis complejos, sí... detesto mi cabello, sumamente rebelde e indomable,  y mi nariz es extraña, no grande, pero sí algo deforme; Tengo muchas cicatrices, una que atraviesa todo mi torso, y otra a un costado de mi pecho, otra en mi frente, y otra en la espalda, admito que si pudiera las quitaría, pero tampoco vivo encerrada, ocultándome y avergonzándome de estos hechos.

Amo ponerme ropa corta, no para sentirme sexy ni ser exhibicionista, simple y sencillamente porque me gusta, me siento cómoda y ya. Ocupo mucho delineador a la hora de maquillarme, y sin el me siento extraña... no dependo del maquillaje, pero me gusta el delineador. También me siento extraña sin aretes, poco femenina quizá; No es de extrañarse considerando que desde que tenía pocos meses me impusieron usarlos... ya saben, cuando uno es bebé difícilmente se sabe si se trata de un niño o una niña, los aretes eran lo único que me diferenciaba de los varones.

Soy inteligente, pero no superdotada. A menudo suelo equivocarme en cosas sumamente básicas... tiendo a ser medio disléxica cuando escribo rápido, sin detenerme a analizar lo que escribo, cambio V's por B's, me como acentos y signos de puntuación, e incluso pronuncio mal muchas palabras de primaria en inglés.

Sé cómo amar, pero también suelo lastimar a quienes amo... nunca adrede, pero a través de mis equivocaciones siempre termino lastimando a los que más quiero. Soy educada, pero de vez en cuando se me salen las malas palabras y expresiones, en especial en esos momentos de rabias y corajes, ¿a quién no?

Soy medio torpe, suelo tropezarme y caerme, chocar contra puertas de vidrio, se me caen las cosas a menudo, me golpeo y golpeo a otros sin querer; También soy muy distraída, a veces más de lo sano... 

Dependo completamente de mis anteojos, mi vista es sumamente pobre, tengo más de cuatro de graduación en cada lente. Me como las uñas, es una manía que me cuesta controlar... también soy muy adicta a las bebidas carbonatadas y a la salsa picante.

Suelo ser medio retraída y antisocial, no siempre ni con todos, pero me pasa. Me cuesta hacer amigos, quizá porque no soy el estereotipo de la veinteañera normal, no sé, pero así soy.

Soy más imperfecta que perfecta, tengo más defectos de los que se pueden imaginar... soy humana, no robot. No esperen mucho de mi, porque los puedo decepcionar, tampoco esperen poco, porque los puedo sorprender, simplemente no esperen nada, atrévanse a conocerme, a esperar que yo encuentre mi propio camino, dejen que me desarrolle a mi paso, a mi ritmo y con mis gustos... descubránme, y permitanme descubrirme.

No soy un robot, soy un ser humano; no me pueden programar como a una máquina, no me pueden manejar con un control... entiéndanlo. 


-AdriannaRossi-


4 comentarios :

  1. Yo conozco todos esos y otros defectos tuyos, y sin embargo, con todos esos "defectos" te amo, porque para mi no son defectos, son características que te hacen ser lo que sos, y para mí, sos el amor de mi vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y vos sos el amor de mi vida príncipe... ¡Te amo! nadie me conoce como vos.

      Eliminar
  2. Vaya compartimos algunas manías, aunque claro prefiero salir a la calle sin aretes! Me siento así mas masculino jajajaja naaa es broma, a veces lastimo a los que quiero sin querer, es que a veces soy muy radical en mis decisiones y luego me arrepiento y difícilmente doy mi brazo a torcer, si lo sé, un antipático orgulloso, pero esto sucede solo en situaciones extremas.
    Yo no me fijo mucho en mis aspecto exterior, pero eso sí, me baño mínimo 2 veces al día, me gusta la limpieza, como decía mi Abuela no importa si tu casita es humilde si está limpia siempre será acogedora! Jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, así debe de ser... ¡aunque no quisiera imaginarte con aretes! Las abuelitas siempre saben.

      Eliminar