Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

sábado, 22 de junio de 2013

Malos días, definitivamente.

Estoy aquí, postrada en cama, pidiendo a Dios porque las cosas no empeoren, sólo quiero sentirme sana, de una vez por todas.

No sé si será mal de ojo, pero de unos días para acá, sólo me la paso enferma. Y este ha sido uno de mis peores días. Me levanté en la mañana, con unas terribles ganas de vomitar y un dolor de estómago insoportable... irónicamente ya estando en el baño, mis ganas de vomitar desaparecían, así que deje de hacerle caso a mis impulsos; Lo que no desaparecía para nada era el dolor de estómago, que me doblaba, literalmente.

Ayer llegué a la clínica con una fiebre y mocosera que a nadie se la deseo, y no aguantaba la garganta. La doctora me dio tres pastillas: antibiótico, antialérgico y acetaminofén; Me las tomé rápido, las tres juntas, pero no hicieron gran efecto, ya que llegue hasta altas horas de la madrugada quejándome del dolor de cabeza y el malestar general que le da a uno cuando anda enfermo.

Al parecer mis cólicos de esta mañana se debía a que me tomé esas tres pastillas sin tener mucho en el estómago, y los antibióticos si que son destructores, mi flora intestinal estaba totalmente consumida por los ácidos... esa era la explicación. 

Me dieron una cápsula para regenerar la flora intestinal en la clínica, al verme verdaderamente afectada; Yo ya ni quería pensar en pastillas, pero la doctora me aseguró que esa me haría más bien que mal, así que cedí. De regreso a casa, en plena autopista comencé a sentir unas naúseas incontrolables, sabía que pasaría, era inevitable... le grité a mi mamá que parara, que me dejara bajar del carro porque iba a vomitar, pero como ya se imaginarán, un sábado por la mañana en una autopista difícilmente se puede parar de la nada. Abrí la ventana, saqué la cabeza y las arcadas me ganaron, vomité lo único que tenía en el estómago, un miserable pan, aunque en esos momentos habría preferido no tener ni eso. Debo de admitir que después del desagradable vómito, se siente un alivio inmenso; Tu cuerpo ya ha sacado lo malo, y mágicamente ya te sientes bien. 

Creí que ya todo había acabado, pero llegando justo a casa, volví a sentir esos cólicos que me impedían mantenerme en píe. Ya no había nada qué vomitar, así que sólo subí a mi pieza y me quede dormida. No dormí mucho, quizá menos de una hora, pero el calor del mediodía me despertó. 

Cuando bajé, me ofrecieron comida, chuleta de cerdo. Definitivamente no era recomendable que comiera algo tan grasoso con el estómago tan delicado, pero pudo más mi hambre que mi razón, y después de hacer el intento de tragar unos cuantos bocados de comida, comencé a sentirme mejor.

Todo iba bien... hasta este preciso momento. No tengo más cólicos, pero comienzo a sentir esos desagradables escalofríos, la vista irritada y la cabeza que me da vueltas, esos síntomas que te indican que viene la peor parte.

¿Lo más irónico de todo?, pues que estoy de vacaciones. Debería de estarme diviertiéndo, descansando a mis anchas, o de salida con mis amigos y mi novio... pero no; Estoy aquí, postrada en cama, pidiéndo a Dios porque las cosas no empeoren, sólo quiero sentirme sana, de una vez por todas.

-AdriannaRossi-

9 comentarios :

  1. Pobresita, la verdad que es horrible estar enferma pero tienes que ayudarte a mejorar con todas las indicaciones que la doctora te dio :/ descuida, solo estaras asi por una semana y luego, vacaciones \o/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero :( muchas gracias por tus palabras... besos.

      Eliminar
  2. Cuidate mucho...nadie te va a cuidar como tú... Saludos.. :)

    ResponderEliminar
  3. A mí me pasó parecido a principios de año, para empezarlo. Me puse mal. Estaba con fiebre y escalofríos... recibí el año nuevo en la cama de mi abuelita durmiendo y muy triste por estar así... Y TAMBIÉN LO PEOR ERA QUE ESTABA DE VACACIONES (en mi país diciembre, enero y febrero es verano y salgo de vacaciones) YO QUERÍA SALIR, ESTAR EN LA PLAYA Y NO ABRIGADA.
    Vomitar es algo que tanto odio. La garganta me queda un poco rasposa, horrible. Cuando estoy así, tomo sopa y como pollo sancochado con arroz, sirve bastante. Espero que te sirva a ti.

    Besos y abrazos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El caldo de pollo nunca falta en estos días, ahora almorzaré eso, espero sirva.

      Gracias por el consejo, un beso.

      Eliminar
  4. Estar enfermo es horrible... al menos los médicos siempre intentan que te recuperes. A mí personalmente les tengo miedo, pero todo lo que hacen es por nuestro bien, así que muchos ánimos, querida.


    Un besito muy grande desde:
    Los delirios de Pandora

    ResponderEliminar
  5. Nada peor a enfermarse y luego de la panza :s te debilita bien feo .( ojalá y te encontrés mejor ;)

    ResponderEliminar
  6. Es que hay días en que no sale el sol. Como siempre lo he dicho.
    Aquí el frío está enfermando a todos!

    ResponderEliminar