Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

miércoles, 17 de julio de 2013

Una primera mala impresión. (Second part)

Es cierto, tengo mi carácter, pero uno bueno, fuerte pero justo. Sé reconocer cuando otros tienen la razón, y no me cuesta disculparme si el error ha sido mío. En este caso, no fue así. 
Me apoyé contra la pared, frente a la puerta del aula, para retomar el aire y esperar a que el catedrático llegara. En una de esas, con mi mirada clavada en lo que tenía en frente, me puse a leer una hojita de papel que habían pegado en la puerta... decía así: "CLASE DE DIBUJO LINEAL SUSPENDIDA HASTA EL DÍA LUNES"

Pese a que lo leía, no lo terminaba de asimilar. Tuve que leerlo varias veces, hasta que me atreví a preguntar a mis compañeros que si eso era cierto. Todos suponían que sí, pero igual se habían quedado a esperar, por si acaso el catedrático se dignaba a aparecer, y el aviso era para algún otro grupo de la misma cátedra. Pues bien, traté de no sulfurarme... era probable que esa fuera la situación, seguro que así era, no había por qué estresarme.  Esperé con el resto a que el catedrático llegara, hasta que se dieron las 6:39 PM.  Recordé que el catedrático en la primera clase, nos había compartido su número telefónico por cualquier cosa... le llamé.

Me identifiqué como una alumna de la case de dibujo lineal, y le pregunté si en efecto la clase estaba suspendida, o era un error. Él respetable catedrático se quedo un rato callado, y respondió con un seco y un tanto arrogante sí... respiré. Ok, lo había entendido, no habría clase, sin embargo, me parecía justa una explicación. El catedrático se limitó a decir que no había clase, que tenía sus razones para no llegar, y que él había hecho la gestión con la universidad para que se nos avisara a nosotros los alumnos sobre la suspensión. Eso me hizo calmarme. Él no tenía la culpa... en todo caso, los culpables eran las autoridades de la universidad, que no fueron capaces de dar un mayor aviso, más que pegar una simple hoja de papel en la puerta del salón de clases... sabiendo que muchos iríamos a esas horas, sólo por esa clase, y nos enteraríamos hasta el mismo momento en que estuviéramos parados frente a la puerta del salón.

Le dije al catedrático que comprendía, y que en todo caso, me quejaría con las autoridades de la universidad, porque sinceramente me parecía una actitud muy poco responsable, y si algo me han enseñado es a exigir mis derechos, y no quedarme callada ante las injusticias. El catedrático me dijo que estaba bien, y le colgué dando por terminado el asunto y disponiéndome a hablar con las autoridades de la universidad, porque simple y sencillamente, tenía derecho a imponer un reclamo, aunque no ayudaría en nada, pero estaba en mi derecho, y lo haría valer.

Pues bien, a los pocos segundos de colgar, estaba recibiendo una llamada del mismo número del catedrático. Contesté... él se presentó como el profesor con el que acababa de estar hablando, asentí. Inmediatamente después, este "respetable catedrático"  me dijo de muy mala manera, en un tono muy arrogante que denotaba sumo enojo, que él no había terminado de hablar conmigo, y que yo le había colgado. Me sorprendí, pero aunque me molestó la manera en la que lo dijo, admití que era posible que colgara apresuradamente, ya que creí que todo había quedado aclarado, y como yo era la que había marcado, procuraba cuidar mi saldo para hacer otras gestiones.  Me disculpé con el señor, aclarándole que no había sido mi intención faltarle el respeto en ningún momento.  El catedrático no dijo nada... después prosiguió, repitiendo que se había sentido ofendido, y que ante la situación, quería saber mi nombre, para "pasar mi caso" y hacerles saber a las autoridades de la universidad que me parecía incorrecta la manera en que no nos notificaron sobre la suspensión de la clase. Me pareció un poco sospechoso, pero no quise ser muy evidente... le dejé en claro a este señor que yo sola haría la gestión, y que no consideraba necesario darle mi nombre a él. 

Insistía desesperadamente en saber mi nombre, ya que le parecía que esto era algo "personal"... Já, en serio no me chupo el dedo.  Le dije que no le daría mi nombre (¿para qué? seguro lo que este hombre quería era tomar represalias, y hacerme la vida imposible el resto del ciclo.) Me molestó tanto su actitud y su tono altanero y mal educado, que le confesé que me parecía una actitud muy poco aprobable e irresponsable de su parte, el hecho de haber suspendido sin previo aviso la clase, y aún más, tratándose a penas de la segunda clase del ciclo, ¿qué primera impresión nos estaba dejando a los alumnos?, sin duda una muy mala. 

Finalmente, el hombre bastante molesto, dio por terminada la conversación, le desee buenas noches, y colgué. Admito que terminé bastante molesta yo también, pero me sentí victoriosa, y es que sí... por mucho que busquen intimidarme, cuando estoy consciente de que yo estoy en lo correcto, y de que tengo la razón, me defiendo, no me dejo de nadie. Esta es una actitud que heredé de mi mamá, y sin duda, por ejemplo de ella, sé que será una actitud que me llevará lejos.

No me considero una persona altanera, ni una niñita caprichosa, de esas que creen que todo el mundo está a sus pies, en serio no soy así. De hecho, siempre suelo dejar una maravillosa impresión en mis catedráticos, soy una alumna sobresaliente, y he llegado a convertirme en la mano derecha de muchos de mis anteriores maestros... así que estoy segura, de que no soy una persona problemática ni rebelde. Es cierto, tengo mi carácter, pero uno bueno, fuerte pero justo. Sé reconocer cuando otros tienen la razón, y no me cuesta disculparme si el error ha sido mío. En este caso, no fue así. 

Sinceramente, aún no sé que acciones tomaré... probablemente gestione un cambio de grupo para esa cátedra, no por miedo ni rencores, simple y sencillamente por lo evidente: un "profesional" de la docencia, que demuestra irresponsabilidad, y un alto grado de madurez y poca ética para manejar situaciones con sus alumnos, indudablemente no será un buen catedrático. Probablemente sea bueno en sus areas de especialización, pero por mucho que alguien sepa, no quiere decir que sea apto y capaz para "transmitir conocimientos."

Sin duda alguna, después de liberar todo lo que pienso y lo que me ha pasado, aquí, con ustedes,  me siento mucho más tranquila y segura.  Creo que en la vida, siempre nos toparemos con personas hasta cierto punto insoportables, o poco llevaderas. Uno tiene que intentar ser capaz de tratar con todos, ser capaz de trabajar con todos, ya que así es el mundo profesional... pero hay casos de casos, y a veces, por la tranquilidad y salud de uno mismo, lo mejor será alejarse de personas indeseables, lo antes posible.

-AdriannaRossi-

3 comentarios :

  1. A ver para empezar, siguiendo la primera parte, qué buena carrera! Me encanta!!! Estoy segura que te irá excelente!!!!

    Yo tengo también tantas, tantas personas como las que describes. Que ya siento que Dios me está haciendo una broma... hay que saber controlarse nada más.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Oh dios! Que fea experiencia y yo que le dije a mi profesor que me alegraba de no verle la cara jajajaja esto quedara para la historia jajajajaja Pero creo que es lo mejor! Cambiate y sacalo de tu vida! Que fea experiencia!!

    p.d. cuando lei el titulo de la primera parte pense que tenias problemas con tu impresora jejejeje

    ResponderEliminar
  3. Me ha pasado que han suspendido unas clases porque el profe no ha podido llegar y nos avisan en la misma hora que tocaba la clase pero luego la recuperábamos.
    Creo que hay catedráticos que por ya tener esos rangos, o por el hecho de enseñar en una universidad ya se creen superiores. Los profesores no están para creerse superiores que sus alumnos por el hecho de tener "más conocimientos", un buen profesor no es así. Y creo que lo mejor es que sí te cambies de cursos. Que tengas mucha suerte.

    Besos y abrazos <3

    ResponderEliminar