Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

miércoles, 17 de julio de 2013

Una primera mala impresión

El lunes pasado comencé nuevamente mi ciclo académico, y esta vez lo hice estrenando nueva carrera, y es que oficialmente ahora soy una estudiante de diseño gráfico publicitario.
Antes que nada, quisiera disculparme con ustedes por no haber estado respondiendo a sus comentarios en mis últimas entradas, estos días han sido sumamente movidos para mi, y junto a mi novio estuve trabajando un poco en la renovación de este sitio, mínimos, pero muy agradables cambios para mi en lo personal; Espero los noten, y sean de su agrado también.

En fin, vamos a lo que nos trae por aquí; Quizá esta especie de confesionario se extienda más de lo debido, o les parezca demasiado tedioso, así que por eso mismo, decidí dividir esta entrada en dos partes.

Amo escribir cosas bonitas, cosas que me salen del alma, que destilan felicidad, inspiración y sentimientos lindos. Amo escribir cosas que me hacen sentir bien, que me motivan y que motivan a los demás; Pero este día, no será el caso.

De hecho, hasta cierto punto vengo a desahogarme con ustedes, espero no les incomode, pero en serio, necesito sacar el enojo que tengo... y escribir siempre me ha ayudado a canalizar mis emociones.

El lunes pasado comencé nuevamente mi ciclo académico, y esta vez lo hice estrenando nueva carrera, y es que oficialmente ahora soy una estudiante de diseño gráfico publicitario. Esto me emociona mucho, siempre me ha gustado mucho todo lo relacionado con crear, y sé que esforzándome y con una buena guía, seré capaz de lograr grandes cosas en el rubro. 

Lo único malo de todo esto, es que mis horarios han quedado sumamente desordenados, ya que, siendo ex estudiante de comunicaciones, con varias materias cursadas, me han dado bastantes equivalencias, que lógicamente, desordenan mi pensum, y por ende mis horarios. Como pude, haciendo malabares con los cupos y horas disponibles, logré inscribir cinco materias (podía llevar hasta siete, pero no lo creí conveniente)... Lo peor de todo era que llevaba una materia a las 6:20 de la mañana, y otra en el turno nocturno, saliendo a las 8:30 pm... sabía que sería difícil, pero mi positivismo y ganas de aprender me ganaron, y con todo el entusiasmo del mundo acepté el reto.

Pues bien, el día lunes todo fue de maravilla, recibí mis clases, que básicamente fueron introductorias, y me dí una idea más clara de lo que sería mi nueva carrera; Sinceramente comencé a enamorarme. Pese a que el lunes llevé clase desde las 6:20 am hasta el medio día, las cosas no paraban ahí... tenía que regresar a mi clase nocturna, la cual tengo los días lunes y miércoles. Pues bien, asistí, llegando media hora antes de mi clase, y me tope con que las colas para entrar al parqueo de la universidad a esa hora son imposibles.  Llegué media hora tarde a mi cátedra, por no poder encontrar parqueo. Sin embargo, era primer día, y todo se valía. El día martes sólo llevaba clase en la mañana, todo transcurrió con normalidad, y seguí entusiasmándome aún más con mis clases y mi carrera. 

Hoy, día miércoles, nuevamente tenía los mismos horarios que el día lunes, clases desde las 6:20 de la mañana, y regresaba en la tarde para mi clase de las 8:00 PM. Cuando volví al medio día de la jornada matutina, ni siquiera tome un descanso... mi catedrático de la clase de la noche nos había dejado una tarea, que implicaba mucho tiempo y dedicación.  Con el mayor empeño del mundo comencé a trabajar, sin parar. El tiempo corrió y ni siquiera me aviso, ya que al ver el reloj, ya sólo faltaban tres horas para mi clase, y con el afán de no volver a llegar tarde, y lograr conseguir parqueo sin problemas, me había propuesto llegar por lo menos una hora y media antes del inicio de la cátedra, ya que no creí que nadie llegara tan anticipadamente, y supuse que los parqueos estarían vacíos. En fin, terminé mi trabajo, lo guardé, y me arreglé para salir nuevamente. Estaba llegando a la universidad a eso de las 4:30 de la tarde, y mi clase era hasta las 6:30... ¡Pero cual fue mi sorpresa al toparme nuevamente con una cola imposible para accesar a los parqueos! Já, no lo podía creer. Me resigné, igual tenía aún mucho tiempo, y por lo menos era seguro que no llegaría nuevamente tarde a la clase.  Apagué el motor de mi coche, y saqué el trabajo que llevaba, para aprovechar el tiempo y darle unos retoques, en serio quería que mi dedicación se notara.

Los minutos corrían, y la fila de coches parecía no avanzar. Se dieron las cinco, y aún no me acercaba si quiera al portón del parqueo. A las 5:30, ya había avanzado un poco más, y lograba visualizar el portón. A las 6:00 estaba casi en frente del portón, esperando entrar. A las 6:18 por fin logré accesar, me parqueé rápidamente y corrí hasta el edificio donde tenía la clase, atravesándome toda la universidad, bajando dos niveles, y subiendo cuatro más. Para cuando por fin llegué al salón, sentía que el corazón se me salía, pero me alegré al ver que la clase aún no había comenzado, todos mis compañeros estaban afuera del salón...

Continuará...

-AdriannaRossi-

3 comentarios :

  1. Me ha gustado mucho tu entrada ^^
    Gracias por comentar tanto en mi blog, siempre me sacas una sonrisa.
    Un beso,
    Silvia Soñadora

    ResponderEliminar
  2. Caray, nunca he comenzado una clase tan temprano, las 7 era lo más temprano, pero las 620!!! Me parece una exageración!!! Que origino el cambio de carrera? Y si vas en transporte público?? No sería eso una solución??? O quizás estacionarte en un lugar de alquiler?? Yo también odio llegar tarde!!

    ResponderEliminar
  3. Te comprendo, es bueno desahogarse y escribiendo está bien. Yo también he tenido que hacer mi horario para mi nuevo ciclo de universidad. Por el momento solo puedo llevar clases en la tarde y/o noche; obviamente escogí tarde y solo una clase en la noche. Ahora leo la segunda parte. Por cierto los pequeños arreglos que has hecho a tu blog están bonitos.
    Besos y abrazos <3

    ResponderEliminar