Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

martes, 23 de julio de 2013

Si te cuesta, sonríe.

Nada en la vida es fácil, y si las cosas se les dan demasiado fácil, desconfíen, que bien dice el dicho: lo que fácil viene, fácil se va.
Me he ausentado unos cuantos días, últimamente me ha estado quedando muy poco tiempo "de ocio" como para poder sentarme tranquilamente a escribir.  Lo peor de todo, es que cuando tengo tiempo, estoy demasiado cansada como para inspirarme... en pocas palabras, si no estoy estudiando, o practicando mi técnica, duermo. 

A penas llevo una semana de clases, en mi nueva carrera y facultad, y ya me estoy dando cuenta de lo difícil que será. Tengo ya bastantes trabajos acumulados, y una extensa lista de materiales por comprar, (que según me han dicho, ascienden a más de $100 en costo) ... en definitiva, comienzo a darme cuenta de que sacar esta carrera adelante, no será nada fácil, y en efecto, mis estudios anteriores eran unas vacaciones eternas, en comparación a esto. 

Siempre que las cosas se me ponen difíciles, recuerdo a mi profesor de educación física de la primaria, un hombre joven, moreno y alto, que más bien parecía un sargento de la fuerza militar, él no sabía diferenciar entre las edades de sus cursos, y nos exigía a nosotros, niños de segundo y tercer grado, tanto o más de lo que exigía a los jóvenes de bachillerato y promoción.  Jamás he sido muy atlética, y eso de correr al rededor de una cancha, bajo el sol candente de las mañanas, era la peor de las torturas. Siempre que iniciábamos la clase, antes de asignarnos un ejercicio, el profesor nos decía: "recuerden, si no les está doliendo, no sirve." Definitivamente siempre sirvió... la cara de dolor en todos los niños era notoria.

En fin, esa frase me marco, y suelo repetírmela muy a menudo. Probablemente en cuestión relacionada a estudios, no se trata de dolor físico, pero sí de cansancio, y un esfuerzo un tanto sobrehumano, que implica dormir poco, permanecer sentada en un banco de madera duro, desde las 6:20 de la mañana, hasta las doce del mediodía , sin ingerir alimentos ni agua, ni salir al baño. Llegar a la casa a comer algo, y comenzar a realizar las tareas asignadas,  regresar en la tarde para las clases vespertinas, hasta las 8:30 PM. Cenar algo, terminar mis deberes, y dormir unas horas, para repetir todo al día siguiente.

Cabe recalcar, que pasearse por la universidad, cargada de pliegos de papel guarro, botes de pintura, tablas de cortar, navajas, pinceles, escuadras, y un sin fin de materiales, dificulta todavía más las cosas, en especial cuando todas tus clases son en el cuarto nivel de la facultad.

Creo que la famosa frasesita de mi profesor de primaria, me acompañará a lo largo de la carrera, como un mantra, que me motiva cada vez que siento flaquear. "Si no duele, no sirve."

Esto no sólo se aplica a los estudios, sino que cada quién lo puede adaptar a cualquier etapa de su vida en la que se encuentren, de hecho, yo en lo personal también suelo repetírmelo mucho cuando las cosas en mi noviazgo se complican (y esto suele pasar bastante a menudo), se presentan circunstancias o situaciones, en las que pareciera que todo el mundo y universo conspiran en contra de mi relación, y suelo preguntar al cielo ¿por qué?, ¿tanto le cuesta a la vida facilitarnos un poquito más las cosas?... y las palabras de mi profe resuenan en mis oídos, si no duele no sirve, y si te cuesta, sonríe, que es porque valdrá la pena. 

Nada en la vida es fácil, y si las cosas se les dan demasiado fácil, desconfíen, que bien dice el dicho: lo que fácil viene, fácil se va... o lo que nos dijo ahora mi catedrática de bases del diseño: es cierto, los materiales son costosos, pero se paga la calidad y garantía del producto, LO BARATO, SALE CARO.

Siendo así las cosas, ahora ya no pido a Dios que me facilite las todo, al contrario: quiero que me cueste más, que las cosas me salgan caras, y que valga la pena pagar ese precio. Total, lo difícil es ahora, pero mañana me gozaré con la recompensa, con los resultados de mi trabajo y esfuerzo de hoy.  Sí las cosas te están costando, es señal de que las estás haciendo bien, y vas por el camino correcto. Hasta la misma biblia menciona algo sobre la puerta ancha y la puerta angosta, ¿no?

Repítete a ti mismo, mentalmente: si no duele no sirve, si te cuesta, sonríe... una y otra, y otra vez, hasta que te sientas suficientemente motivado, y ve, conquista esos sueños y metas trazadas, que puedan más tus ganas y tu voluntad, que tu dolor y tu cansancio. ¡Ánimo!

-AdriannaRossi.-

12 comentarios :

  1. No veas lo complicado que sera... piensa en lo que aprenderas. Si en definitiva, si no duele no sirve... si no te ha costado (sea economicamente o fisicamente o mentalmente) de nada sirve, pues donde esta el esfuerzo de uno.

    Mucha suerte y muchos exitos
    Erik!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena entrada y suerte con los estudios, "si no duele, no sirve, y si te cuesta, sonrie" pese a todo hay que alzar la vista y mirar de frente, y cuando acabes los estudios y mires atras diras "puf, valió la pena el esfuerzo" así que mucho animo y mucha suerte con el año !!
    Un graaan saludo !
    http://nennaunocuatro.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  3. Siempre se padece para poder lograr algo grande para nosotros, a mi me falta 1 años y medio para terminar la universidad y se lo que es no dormir y no tener tiempo para uno mismo... pero se que cuando termine todo sera diferente para mi :) MONEY MONEY MONEY O_O jajaja #OKNO
    Un gran Saludo :)

    ResponderEliminar
  4. Hermosa reflexión, y estoy totalmente de acuerdo con el profesor y con lo que has dicho tú de que fácil viene y fácil se va...
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Tienes razón, a veces abandonamos por falta de voluntad, no somos lo suficientemente fuertes, pero con esta frase puedes llegar muy lejos. Pero no cabe duda que con frase o sin frase, sacarás adelante la carrera y en un futuro estarás feliz de haberlo conseguido. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  6. Si lo quieres conseguir lo conseguirás. Nadie dijo que fuera fácil. Además cuanto más te cueste hacer algo al conseguirlo lo disfrutarás más.
    Un besote!^^

    ResponderEliminar
  7. Me gusta esa filosofía, pero pedir a Dios que todo se te haga complicado me sonó bien masoquista. Después de todo, tanto "dolor" puede perjudicarte y al final, todas esas recompensas que pensabas tener, no valdrán la pena. ¿Qué sucedería si lo que te "duele" es porque quizá esa carrera no es la adecuada para ti? Hay que saber discernir, no digo que no lo sepas, pero hay que estar al tanto de todos los pequeños detalles. Quizá algún "dolor" nuestro oculte otras cosas que queramos o no afrontar.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Hola Adrianita. Aquí volviendo por tu interesante blog.

    Es cierto, siempre se ha escuchado ese dicho de que tiene que haber dolor para que lo que estemos haciendo, sirva. Claro, la cosa es tampoco irse por los extremos y autoexigirse más de la cuenta. Y si a veces eso que hacemos no demanda un esfuerzo sobrehumano, tampoco vale la pena minimizarlo. Claro, hay que disfrutarlo y cuidarlo, para que no se vaya tan fácil.

    Siempre es un placer leerte.

    Te mando un abrazo muy grande.

    lUCHO

    ResponderEliminar
  9. Como siempre lindo post!!!
    Lo bueno cuesta mucho más conseguir. Lo fácil, fácil llega y fácil se va. A sonreír.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Tu siempre me animas cuando leo una de tus entradas, creo que yate he dicho que estas muy llena de motivaciones y eso es genial, me encanta la gente como tu, que no solo da animo a los demás, si no que también aplica eso en ella misma.
    Felicitaciones, animo y muchos éxitos :D

    ResponderEliminar
  11. Y es asi, lo que duele es lo que se valora.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Buena entrada y mucha suerte. Desde hoy te sigo. :)

    Yo también tengo un blog, espero que te pases y ya me dices que te parece (sígueme si te gusta). Gracias. Un beso.
    leerimaginarescribir.blogspot.com.es

    ResponderEliminar