Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

jueves, 15 de enero de 2015

Detalles del amar.

Bésale de todas las maneras que conozcas: besos en la frente que le demuestren ternura y protección, besos en la mano que le hagan saber que está con un romántico empedernido que siempre le amará, besos en la boca que comiencen suaves y dulces, que poco a poco se apasionen hasta elevar la temperatura, que tus besos griten lo mucho que le deseas...
Me es imposible no decirlo, y no es que me considere una mujer materialista, pero sí, soy mujer y a las mujeres (no podemos negarlo) nos encantan los detalles ¡amamos que nos consientan con detalles!

No se trata de "irse de bolsa", no pretendemos que nos regalen nuestra propia isla o que nombren un planeta con nuestro nombre, pero sí es bueno que de vez en cuando lleguen con una rosa entre las manos, o ¿por qué no? ¡un ramo de rosas sería todavía mejor!

Rosas, chocolates, cartas, peluches y más... esos gestos que hoy en día equivocadamente son llamados "cursilería" verdaderamente nos enamoran.  Las mujeres por naturaleza somos románticas, aunque no lo expresemos en el fondo siempre estamos esperando ser sorprendidas, al contrario de los hombres a las mujeres nos encantan las sorpresas; Vivimos planeando cada detalle.

Habemos de todo tipo, en lo personal prefiero una carta del puño y letra de mi amado a una tarjeta musical comprada en alguna tienda especializada, pero hay que admitirlo: la vida a penas nos da tiempo de respirar, no se puede esperar siempre algo hecho con las propias manos, como sea de algo estoy segura: la intención siempre es lo que más se valora.

Regalemos flores, el amor mismo es como una flor: si no se riega diariamente y no se abona y cuida con paciencia y dedicación la flor por muy hermosa que sea, terminará muriendo... ¡No permitamos que muera el amor! alimentemos nuestro amor, cosechemos más amor, que nuestro amor no deje de florecer, que no se deje de embellecer.

Los detalles materiales son significantes, pero a la par de los siguientes detalles que les he de mencionar, terminan resultando insignificantes:

Buenos días/Buenas noches

No hay manera más bonita de comenzar el día que con un mensaje o una llamada de ésa persona tan especial. Despertar y ver que nuestro amado/a nos ha enviado a primera hora un lindo mensajito nos recuerda lo importante que somos en su vida, probablemente su primer pensamiento al despertar esté dirigido hacia nosotros ¡eso derrite a cualquiera!

Si somos aún más afortunados y tenemos el privilegio de amanecer cada día al lado de la persona que amamos, no perdamos la oportunidad de darle los buenos días plantándole un buen beso, cuando los besos hablan no son necesarias las palabras. Y claro, de beso en beso se llega a otras cosas, cosas que seguramente nos harán comenzar nuestro día de la mejor manera y con el mejor de los humores.

Todo esto aplica también para el final del día: un día que comienza bien, tiene que terminar bien ¡Hagamos que los días de la persona que amamos sean los mejores!

¿Cómo estás?

A veces llegamos a caer tanto en la rutina que dejamos de prestar atención a las pequeñas cositas que marcan la diferencia; Nos sumimos tanto en los problemas y dificultades que conlleva nuestra propia vida que olvidamos que la persona amada también carga con grandes pesos a diario, se trate de trabajo, estudio o cuestiones familiares, todos necesitamos que de vez en cuando nos pregunten ¿cómo estamos?

Preocúpate de saber cómo estuvo el día de tu pareja, hazle saber que le importas, que estás pendiente de cada detalle, que cuenta contigo, que puede confiar en ti. La plática diaria al final del día con nuestra pareja en la que tenemos la oportunidad de compartir nuestro día es un pilar fundamental que alimenta la confianza y la comunicación. Recordemos: antes de ser amantes, novi@s, espos@s somos los mejores amigos de nuestra pareja... ¡siempre pregúntale cómo está! él/ella te lo agradecerá.

Bésale

Como lo mencioné más arriba: cuando los besos hablan, las palabras sobran. Bésale siempre que tengas la oportunidad, bésale de todas las maneras que conozcas: besos en la frente que le demuestren ternura y protección, besos en la mano que le hagan saber que está con un romántico empedernido que siempre le amará, besos en la boca que comiencen suaves y dulces, que poco a poco se apasionen hasta elevar la temperatura, que tus besos griten lo mucho que le deseas, es la mejor manera de hacérselo saber.

Abrázale

Los abrazos son igual de importantes que los besos, podría decirse que un abrazo es como un beso, pero sin necesidad de usar los labios, un abrazo es un beso que se dan dos cuerpos completos. Abrázale en la intimidad, pero también hazlo mientras pasean por la calle, abrázale frente a tus amigos, hazle saber al mundo lo mucho que la amas, deja de lado las vergüenzas, grítale al mundo tu amor, los abrazos son la mejor manera de gritar.

Paseen tomados de la mano

No, no es una cursileria, tampoco es cuestión de hacerlo únicamente los primeros meses de la relación, ¡no hay nada más hermoso que ver a una pareja de ancianos tomados de la mano!, tomarse de la mano es un acto de pertenencia/posesión, tómale de la mano, hazle saber que es tuya y que de igual manera tu eres de ella, tómala de la mano y que entienda que pase lo que pase, venga lo que venga tu no le piensas soltar, en las buenas y en las malos juntos se van a encontrar. Ve de la mano con ella en la plaza, en los parques y en los centros comerciales, este es un lenguaje corporal que deja un mensaje claro a la gente: ahí van un par de felices enamorados.

Reconciliénse

Peleas siempre habrán, algunas más feas que otras, por mucho que una pareja se ame, ninguna se salva de las discusiones, peleas y semi rupturas.. Si bien no podemos escapar de estos hechos que ciertamente provocan dolor y muchas veces nos hacen decir o hacer cosas que verdaderamente no sentimos o queremos, una pelea puede convertirse en algo hermoso: una reconciliación.

Tenemos derecho a pelear, tenemos derecho a sentirnos enojados y resentidos con nuestra pareja después de una pelea, eso está bien, pero jamás dejemos que el orgullo nos aprese, que así de pronto como vino el enojo, así de pronto se vaya. Perdonemos y aprendamos a pedir perdón, no importa de quién fue la culpa inicialmente, dentro de una pareja al final la responsabilidad siempre termina siendo de ambos: ambos pidamos perdón y ambos perdonemos.

Intimidad

La intimidad en la pareja es crucial, una buena vida sexual tendrá como consecuencia a una pareja feliz. En la intimidad siempre debemos tener como prioridad el placer de nuestra pareja, siempre antepongamos las necesidades de nuestra pareja a las nuestras. No hay días, lugares ni horas específicas para dar rienda suelta a la pasión, arriésguense, sean cómplices, dejen de lado las penas, los miedos y tabúes, hablen con su pareja, exprésenle lo que quieren y cómo lo quieren, hacerlo sin duda fortalecerá el amor, la unión y la comunicación en la relación.

Todos estos son detalles pequeños, algunos materiales, otros meramente son cuestión de actitud, sea como sea siempre procuremos que no se pierdan estos detalles tan valiosos e importantes del amar, si cuidamos los detalles y ponemos atención a estos, nuestra relación será mucho más estable, duradera y feliz ¿no es eso lo que al final todos buscamos? ¡toma en cuenta mis palabras! estoy segura que si lo haces verás los resultados.

En el amor y en el amar los pequeños detalles jamás debemos descuidar.

-AdriannaRossi.-

No hay comentarios :

Publicar un comentario