Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

miércoles, 7 de enero de 2015

Depresión: sí le puedes ganar.

las voces envenenadas que resuenan en nuestra mente nos lo repiten una y otra vez, quieren acabar contigo, quieren que acabes contigo ... ¡cállalas!  demuéstrales que eres más fuerte.
Parece que no hay salida, caemos en un estado de total tristeza, abrimos los ojos y de pronto nos vemos envueltos por total oscuridad, acompañados únicamente por la fría soledad... Vienen a nuestra mente infinidad de pensamientos: eres fea, eres tonta, nadie te quiere, fuiste un error, estás gorda, jamás nadie te amará, das lástima. Viene a nuestra mente la peor conclusión:"mejor mátate."

Así es la depresión, un círculo vicioso que parece no parar, uno de los peores estados en los que puede entrar la mente humana, un estado en el que fácilmente nos podemos ahogar. Parece fácil, un charco pequeño, los demás nos dirán (ignorantemente) que todo está en nosotros, que hemos elegido ahogarnos en un vaso de agua, pero no es así, desde afuera lo parece: un insignificante vaso de agua; Pero ése vaso de agua funciona como arenas movedizas, entre más luchas por soltarte más te hundes, y cada vez tus fuerzas se agotan, vas perdiendo la esperanza, comienzas a creer que jamás podrás salir, comienzas a pensar que quizá dejarte vencer sea más fácil, quizá dejarte morir sea mejor.

A mi me pasó, yo lo viví, equivocadamente busqué la salida más fácil, no quise mirar más allá de la propia miseria en la que me encontraba, me faltaba madurez para comprender que esos días pasarían, todo en la vida pasa, los malos y oscuros días también terminan, parece que no, es el mismo estado depresivo que vivimos el que nos ciega, las voces envenenadas que resuenan en nuestra mente nos lo repiten una u otra vez, quieren acabar contigo, quieren que acabes contigo... ¡cállalas! demuéstrales que eres más fuerte, tú eres más fuerte, tú puedes más... encuentra tu fuerza, busca profundo, en lo más profundo de tu ser. Todos tenemos un motor, solo es cuestión de buscarle, debemos aprender a conocernos ¿adónde está nuestra razón?

¿Qué ganas con herirte la piel? yo misma cargo marcas, cicatrices que hoy en dia me recuerdan lo débil y tonta que fui, cicatrices que hoy me avergüenzan. Tu cuerpo es un templo, no lo flageles. ¿No te has dado cuenta que al herirte la piel únicamente buscas sentirte más miserable? buscas alimentar tu depresión... Cada vez que te cortas te marcas, ésas marcas dejan un claro mensaje: le gritan al mundo el poco amor que sientes por ti mismo.

¿Por qué te amas tan poco? ¿porque insistes en ser miserable? te aferras a las penas, te niegas a soltar la cruz que tan pesado y amargo te ha hecho el camino, la cruz que tu mismo has decidido cargar, una cruz que no te corresponde, una cruz que existe porque tu quieres que exista... libérate, suelta la cruz, deja el dolor, los reproches, el odio y las culpas, permite que tu corazón sane,  no des cabida a los resentimientos ¡los resentimientos te están comiendo por dentro! tú te estás pudriendo por dentro, no vale la pena, nada que te lastime vale la pena.

¿Buscas aliviar tu dolor viendo tu sangre correr? buscas castigarte ¿cuál es tu pecado? ¿cuál es tu dolor? el fuego no se apaga añadiéndole más leña, el dolor no se alivia infringiendo más dolor.

Tantos luchando por sus vidas en los hospitales, orando día y noche por su sanación, y tú aquí: sano, cuerdo, con toda una vida por vivir, rodeado de comodidades y privilegios, aquí con todo eso buscándote matar. 

Tus riñones están bien, tu sangre se encuentra limpia, tu corazón aún es fuerte... ten cuidado, de la noche a la mañana eso puede cambiar, entonces te darás cuenta de lo afortunado que eras, pero será demasiado tarde para las cosas arreglar. Bien dicen que nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde, no permitas que se haga demasiado tarde, comienza a valorar y disfrutar tu vida ya, hoy mismo, en éste preciso momento. 

No seas tonto, ¿pretendes matarte tomando cada caja de pastillas que te encuentras? lo único que lograrás será dañar tus riñones, el día de mañana cuando por fin hayas descubierto que la vida no era tan oscura como hoy la ves, te arrepentirás de lo que hiciste, pero será demasiado tarde.

Las cortadas con las que hoy pretendes demostrar "lo miserable que eres" y "lo mucho que detestas tu vida" el día de mañana te darán vergüenza... ¿qué le dirás a tus hijos cuando inocentemente pregunten por ellas al verlas? piénsalo porque pasará.

Sí, lo sé. no lo haces al propósito, "nadie te entiende", eres víctima de una enfermedad llamada depresión... Lo que haces lo haces porque estás desesperado, es un grito de ayuda que nadie parece escuchar, sin embargo sí te escuchan, intentan ayudarte ¡pero tú no lo permites! date cuenta de tu error. Tu madre, tu padre, tu familia está ahí, están ahí haciendo su mejor intento, no serán perfectos pero te aman y les preocupas, ellos lo intentan, pon de tu parte también.

Ahora puede parecer que estás condenado a la soledad, el sufrimiento y la desgracia, pero créeme, cree en mi que te hablo con total autoridad y experiencia: estos tiempos difíciles y dolorosos pasarán, cree lo que digo porque así será. Las heridas de tu cuerpo y de tu alma sanarán, la venda que hoy te hace vivir a oscuras más pronto de lo que piensas caerá, descubrirás la belleza de la vida, la belleza del amar, mirarás atrás y te sentirás orgulloso de haber superado cada prueba, habrás madurado, lo sabrás.

No te niegues la oportunidad de ser feliz, aún te faltan descubrir las maravillosas e infinitas bondades de la vida, no te prives de vivir, el día de mañana comprenderás que cada amargo momento que hoy lloras era necesario para madurar, para saber apreciar la felicidad. Cada golpe y cada herida te fortalecerán, y como sucedió con mi vida: el amor te llegará, finalmente la luz te cubrirá, las tristezas del pasado en el pesado quedarán, tendrás un nuevo comienzo, una nueva oportunidad, ¡serás feliz! lo prometo, cree en mi y verás que hablo verdad. 

Ahora aguanta, resiste esta adversidad, mantente firme en tempestad, el momento más oscuro anuncia que el sol pronto despertará... busca de Dios, refúgiate en su palabra,mantén tu mente ocupada, escucha música que motive, lee, escribe, dibuja, expresa tus sentimientos así, te ayudará.

No flageles más tu piel, rompe papel, corre a la cocina, abre el refrigerador y coge cubos de hielo, tantos como puedas, arrójalos contra la pared, eso ayuda: libera tu fuerza y toda tu furia, pero  tu cuerpo no vuelvas a lastimar.

Sé fuerte, los malos tiempos terminarán. Párate firme y dile a la depresión que no te vas a dejar, es tu vida y tu decisión: a la depresión le vas a ganar.

-AdriannaRossi.-

2 comentarios :

  1. ¡Cuanta razón que tenés! La depresión es un fantasma recurrente en mi vida, ya que atacó de forma casi crónica a mi madre y me acecha a mi y a mis hermanos.
    Como bien dices, no hay que alejarse de Dios por nada del mundo, pues Él nos recuerda lo bueno que hay en nosotros.
    Bendiciones y feliz año.

    ResponderEliminar
  2. Hola, muy interesante lo que dices. Sea como sea hay que saber distinguir la depresión como un estado pasajero que cualquier persona la puede tener circunstancialmente y por otro lado la depresión como patología y esta último si es peligrosa. Sea como sea la ayuda profesional correcta es fundamental y la voluntad de la persona por recuperarse de ella, por descubrir lo que en la vida es causa de autentica alegría..

    Un abrazo.

    ResponderEliminar