Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

sábado, 13 de abril de 2013

Oda a mis manos y a nuestro amor.

"Mis manos aprendieron a decir a través del sentir, aprendieron a bailar al igual que las hojas con el viento, y crearon fantasías, creyeron utopías, jugaron a coger el agua y contar la arena, atraparon el viento y alcanzaron las estrellas, taparon el sol de las mañanas, y envolvieron la luna entre sus dedos."
Miro por la ventana ida, sin nada en qué pensar pienso... ¡que lindo el bailar de las hojas de los árboles y el viento! y las sombras de las hojas reflejadas en mi muro, con la tenue luz que regala el sol mientras lento y sereno se oculta.  Escucho el agua cayendo, los platos se lavan en el fregadero, y el olor a lima del lavaplatos me impregna la nariz, buscando un estornudo o una alergia. 

Tecleo letra a letra, palabra por palabra lo que atraviesa mi cabeza, coherencias o incoherencias, tecleo por teclear, así como a veces sólo pienso por pensar y hablo por hablar, olvidando que a veces es mejor callar si no se tiene algo mejor para decir que el propio silencio.

Me miro las manos, mis dedos regordetes, bien dice mi novio que tengo manos de niña chiquita, y es que parece que los años no han pasado por ellas, las veo y sigo viendo las manos que me han acompañado siempre, desde que tengo conciencia, nunca crecieron pese a tanto que aprendieron. 

Aprendieron a escribir, a dibujar y a pintar, aprendieron a moldear  con plastilina, a pegar con pegamento, y con el pasar del tiempo supieron cómo digitar, se enamoraron del teclado de una inerte computadora, supieron darle vida y armonía a las palabras, cantaban con las teclas, gritaban sin hablar.

Tantas cosas he tocado con mis manos, he conocido infinitas texturas, he provocado incontables sensaciones, aprendí a golpear pero también sé acariciar... mis manos aprendieron a decir a través del sentir, aprendieron a bailar al igual que las hojas con el viento, y crearon fantasías, creyeron utopías, jugaron a coger el agua y contar la arena, atraparon el viento y alcanzaron las estrellas, taparon el sol de las mañanas, y envolvieron la luna entre sus dedos, cantaban el amor sin las palabras, todo a base de las caricias más sinceras.

Mis manos no sabrán hacer hablar a la guitarra, ni golpear rítmicamente los tambores,  no sabrán cómo sonar una pianola, ni tocar cuerdas de violín con ruiseñores, tal vez no pinten un Picasso en las mañanas, ni capturen la sonrisa a mona lisa, no sabrán cómo esculpir un Miguel Ángel, ni diseñar como Versace, Gucci o Prada, no cocinan los manjares de los dioses, ni tienen fuerza para mover carro y camiones, son delicadas, un poco torpes y gorditas, algo pequeñas, de uñas quebradas y despintadas...

Es cierto, mis manos no serán muchas cosas, pero las amo, porque pienso poesías en mi mente, y mis dedos bailan sin titubear sobre el teclado, veo escribir rápidamente a estos dedos, y no es por nada, pero los veo apasionados... son como yo, tal como soy.

Oda a mis manos que un don trajeron a mi vida, plasmar ideas, poesías y canciones, dar vida a escritos, más que textos y reflexiones, verdaderas pasiones.

Oda a mis manos que hoy día se encontraron con las tuyas, oda a tus dedos que hoy día entrelazaron a los míos, oda a mi arte que hoy consiste en mil caricias darte... Mis manos se enamoraron de las tuyas, tú si sabías hacer hablar a la guitarra, tú si sabías golpear rítmicamente los tambores, tú si sabías cocinar para los dioses, y tus caricias se robaron mis suspiros. Oda al amor que ya ha nacido entre tus manos y las mías, una pasión que no sabía que existía... Y es que hoy tus dedos poquito a poco se han abierto un buen camino, viajan profundo hacía un lugar que no menciono, tocan mi alma, el corazón, mi cuerpo entero, roban suspiros y pasión, llegan a un punto sin retorno, donde te apreto contra el pecho y rogándote te pido "no me sueltes, no me dejes, jamás sueltes mi mano por favor, jamás dejes vacío mi rincón."

Tus dedos largos y cuadrados, tus manos firmes y envolventes, mis manos chicas, delicadas, mis dedos torpes, regordetes... es increíble, ¡tan diferentes y a la vez encajando tan perfectamente!

Oda a tus manos y a las mías, oda al anillo que comparten, el compromiso de dos amantes que han decidido para siempre entregarse. Oda a la historia que escribimos, tú tocas lentas melodías, yo escribo tiernas poesías, y así veremos los años pasar, entrelazadas nuestras manos para siempre han decidido estar. 

Oda a la historia que escribimos, oda al amor que compartimos.

-AdriannaRossi-



7 comentarios :

  1. Haz construido una bella oda a tus manos y a las de el.


    Te felicito.

    Beso

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por siempre leerme, un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  3. WOW! Que buena! , Yo siempre he visto las manos y pies de las personas, no como un fetiche, pero me da una idea de cómo es dueño de aquellas manos, manos limpias y cuidadas solo pueden tener un dueño asi! Jejejeje bonita tu entrada me ha dejado pensando en varias cosas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, las manos de una persona dicen mucho de como es esta. En lo personal no tengo las manos mejor cuidadas del mundo, tengo la mala maña de comerme las uñas, pero me he propuesto dejar de hacerlo y voy por buen camino :D un abrazo Gary.

      Eliminar
  4. Hola Adrianita.

    Muy bello post. Escribes lindo, me encanta, en serio.

    Me alegra que el amor sea parte importante de tu vida. Y en cuanto a las manos, cada par de manos tiene trazado su destino y tiene asignado las habilidades que desarrollarán.

    Un beso grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar