Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

martes, 16 de abril de 2013

Compartiendo mi experiencia: lo que he aprendido sobre el noviazgo.

"Hay que saber manejar las cosas con madurez, no dejarnos llevar por el corazón, sino ser cautelosos y consultar siempre a la razón, en especial cuando se pretende algo realmente serio, las decisiones que tomemos en el transcurso del noviazgo serán las que dicten el resultado de este para un posible futuro matrimonio"
Me acerco a los dos años de noviazgo con mi pareja, lo cual siendo realistas es muy poco tiempo, pero creo que hasta ahora hemos superado ese "tiempo de prueba" que la gente le da a las relaciones entre jóvenes, por lo general cuando se comienza una relación amorosa la mayoría de las personas apuestan en contra de esta: "no durarán ni un par de meses" me dijeron muchos, y ahora se asombran al ver que casi cumplo las dos docenas al lado de mi amado. Es cierto que han habido un sin fin de problemas, pero creo que eso es parte de, nada en la vida es perfecto, y si algo es demasiado perfecto me atrevería a jurar que no es algo real. 

Las personas suelen buscar meterse en donde no tienen que intervenir, creyendo que para que el amor se pueda dar, hay una serie de formularios que llenar, pautas que nada tienen que ver con el sentimiento, como lo son las situaciones económicas, familiares y sociales en general, el nivel de estudios, la carrera que estudies o dejes de estudiar, tu religión, tus gustos etc. Las personas nunca estarán conformes con nada, esa es una realidad para todos.

He aprendido a ignorar los comentarios hirientes que buscan destruir o sembrar dudas y temores, he aprendido a tomar consejos sinceros, que buscan preocuparse por mi bien y mi futuro, he aprendido a escuchar la voz de la experiencia noble, y no la lengua venenosa y cizañosa. Quisiera poder jurar y perjurar que lo mío será para siempre, y aunque lo quiero y creo plenamente, también sé que eso no será sólo decisión mía, como ya lo he dicho en ocasiones anteriores: el amor es cosa de dos, dos vidas y dos voluntades trabajando en conjunto para alcanzar y realizar un mismo objetivo, si uno no pone todo de su parte, aunque el otro este completamente convencido y entregado a la causa, el barco no podrá salir a flote. Confío en mi pareja, confío en mi Dios y en el destino, creo que lo único que me hace falta es aprender a esperar.

Una relación madura a través del tiempo y las vivencias, y también en gran medida de la convivencia, con esto se aprende a conocer verdadera y plenamente a la persona con la que estamos, dejamos de admirar sólo las virtudes, nos damos cuenta de que ese ser también esta repleto de defectos, defectos que aprendemos a amar, o nos resignamos a aceptar si queremos seguir adelante con la relación, aunque en lo personal pienso que si no se aman los defectos del otro, tarde o temprano la frustración sale a la luz, cuando se busca cambiar a la persona amada es cuando se comienza a dudar de si es o no verdadero amor. Según mi experiencia personal podría mencionar tres pilares fundamentales para una relación exitosa: respeto, confianza y paciencia, sobre todo esta última. 

También debemos de establecer límites sobre lo que se puede o no hacer, hay lineas que no se deben de cruzar, y también podemos utilizar este principio para la capacidad de perdonar, es cierto que "en el amor hay que perdonar", pero tampoco se trata de abusar de este principio, hay cosas que simple y sencillamente no se deben dejar pasar, no cuando se llega al punto de faltar el respeto a la relación, mucho menos a la persona amada. Cuando se pierde el respeto se pierde el amor.

Muchos dicen que los amores eternos son inventos de películas, yo no lo creo así, pienso que tiene mucho que ver con la inteligencia, tanto antes como después de comenzar una relación, antes porque se debe de saber con quién estamos, debemos ser inteligentes y no dejarnos llevar por las apariencias, una cara bonita no significa un corazón sincero, y el que te endulcen el oído con las frases más tiernas y las promesas más románticas del mundo no significa que esto sea real, hay personas a las que simplemente se les da bien eso de actuar. Si hemos conocido a la persona y creemos estar preparados para comenzar algo formal y serio tenemos que estar preparados, porque lo que se viene será lo más difícil y arriesgado, en el amor no hay garantías, pero creo firmemente que vale la pena correr el riesgo. Hay que saber manejar las cosas con madurez, no dejarnos llevar por el corazón, sino ser cautelosos y consultar siempre a la razón, en especial cuando se pretende algo realmente serio, las decisiones que tomemos en el transcurso del noviazgo serán las que dicten el resultado de este para un posible futuro matrimonio, que al fin de cuentas es lo que se busca cuando se comienza una relación amorosa, o por lo menos así debería de ser.

Tener un noviazgo formal trae muchísimas preocupaciones, porque ya no sólo son tus problemas los que debes afrontar, las preocupaciones de tu pareja se vuelven tuyas, y se duplican las cargas. Pensar en el futuro también intimida, aspiramos a mucho, pero llega un momento en que se deja de soñar y caes de golpe a la tierra y te cuestionas ¿cómo vas a lograr todo eso que anhelas al lado de tu pareja? de amor no se vive, eso es muy cierto. La determinación de ambos para construir una vida juntos y abrirse camino será lo que los impulsará día con día, el apoyo incondicional, el amor y el deseo de darlo todo por ese alguien tan especial, de convertirse en lo mejor para él/ella, y darle el futuro que se merece será lo que nos ayude, lo que nos mantenga en pie, así es cuando existe un verdadero compromiso emocional y el sentimiento es real.

Cumplir expectativas es otra gran carga, porque quierase o no, la familia de tu pareja siempre será una enorme presión sobre tus hombros, los padres siempre querrán a la mejor mujer para su hijo, al mejor hombre para su hija, eso es natural, y tú tienes que trabajar arduamente para convertirte en eso precisamente ¡el mejor partido! 

El dinero, otra gran preocupación: tener pareja implica ser detallista (tanto para ellos como para ellas), y aunque no es necesario salir siempre a los lugares más exclusivos o conseguir los obsequios más costosos, de vez en cuando una salida al cine o a comer siempre será necesaria, la frustración de no poder darle lo que ella/él se merece puede también acarrear desacuerdos y peleas entre la pareja, créanme que lo digo por experiencia.

A veces entre peleas y disgustos se nos cierra el corazón y puede más la cólera, decimos cosas que no sentimos, que ni pensamos, hablamos por hablar y lastimamos a esa persona a la que tanto amamos, no hay sensación más terrible en el mundo que esa. Los conflictos se superan, pero cada uno de ellos nos sirven de experiencia, afrontar con madurez las discusiones es crucial para el éxito de un noviazgo, y probablemente sea uno de los retos más difíciles de conquistar.

Es increíble, día con día sigo aprendiendo cosas nuevas en cuanto al amor y el compromiso, probablemente nunca dejaré de aprender, pero sé que día con día voy madurando, voy convirtiéndome en una mejor mujer para el hombre que hasta el día de hoy ha decidido compartir su vida conmigo, y eso me motiva, me hace sentir orgullosa, me hace querer seguir así, superándome cada vez más; Esas son las señales para saber si tu relación es verdadera y buena: el amor cuando es real te convierte en una mejor persona, te hace avanzar y no retroceder, te da seguridad y apoyo. Es cierto, también están esas maripositas en el estómago cada vez que le ves, esa sensación de que se te sale el corazón cada vez que le tienen entre tus brazos, o esa sed imparable al besar sus labios, en los que sientes que podrías seguir así por horas... 

Las relaciones son complicadas, pero las complicaciones se vuelven hermosas cuando se trata del amor.

-AdriannaRossi-

13 comentarios :

  1. Que Dios te bendiga a ti y tu relación con tu pareja. Sin el amor de Dios nada vale. Abrazos!

    -Brenda García

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Brenda, gracias por los buenos deseos. ¡Se te quiere mucho!

      Eliminar
  2. Qué lindo, que Dios siempre les de mucho amor para darse el uno al otro! Eso es una real bendición! Que no seas 2 sino 200 años!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amén Marite, ojalá así sea. Un enorme abrazo y bendiciones para ti.

      Eliminar
  3. Nunca habia visto esto pero esta bonito :D jajajajaja btw, soy Melba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obvio mujer, para que veas que soy una cajita de sorpresas XD espero seguirte viendo por acá. ¡Un abrazo amiga!

      Eliminar
  4. Acuérdate de que no todos los noviazgos son así, aveces hay personas que les gustan hacerse daño simplemente por que sí, por la emoción de hacerlo... en todo caso no es verdadero amor, pero prefieren hacer eso que buscar una pareja de verdad.

    Lo otro es que aveces los jóvenes ni piensan en eso, les da igual como que no es importante y lo pasan de largo, cada quien aprende a su propia cuenta.

    Me gusto mucho el texto, 100% de acuerdo! Te sigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso, en este post hablo de una verdadera relación amorosa, donde exista verdadero compromiso, donde las personas se toman el tiempo y tienen la inteligencia de conocer bien a la persona con la que van a comenzar a formar una historia. Claro, muchos aún no piensan en eso, no comprenden que realmente el noviazgo debería de ser una preparación para el matrimonio y no una pérdida de tiempo.

      Gracias por leerme y seguirme, bienvenida.

      Eliminar
  5. Comparto tus pensamientos aunque hay una parte ínfima que no estoy de acuerdo pero es irrelevante; también tengo novia y se lo que es sentir el orgullo de construir una relación con visión, inteligencia y pasión, creo que hoy en día los valores morales se han convertido en artículos de lujo. Bendiciones Adrii. F.robertoalvayero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me causa curiosidad la parte íntima de la que hablas, pero me alegra mucho saber que tu también estas construyendo una verdadera relación con tu pareja, con visión e inteligencia. Un abrazo Betito, se te quiere mucho.

      Eliminar
  6. Hola Adrianita. Muy bello y hermoso post.

    Realmente te felicito, para tu tan corta edad, tienes una madurez que muchas personas bastante mayores que tú desearía tener. Me alegra mucho que te está yendo muy bien en tu relación. Concuerdo al 100 % contigo. Es más, el amor es una especie de mantenimiento diario, uno va cultivando día a día, expresando tus sentimientos al ser que amas y sin dar las cosas por sobreentendidas. Si la gente hace mantenimiento de sus autos, computadoras o hasta sus mascotas, mayor razón para hacerlo con la persona más importante en tu vida. Dificultades siempre van a haber, pájaros de mal agúero también, gente que se cree con derecho a opinar sobran. Lo importante es como se sientan ambos, el resto son solo espectadores, nada más.

    En mi caso, en junio cumplo 11 años de casado y amo a mi esposa como el primer día que inicié mi relación con ella hace 12 años. Siempre demostrando y diciendo también lo que sientes. Y realmente, los pilares de una relación son el respeto, la confianza, la paciencia, la comunicación y el amor. Se pierde uno de ellos y las cosas ya no son las mismas. El amor es un camno diario y solo queda seguir andando hacia adelante, uno al lado del otro, no uno adelante del otro.

    Te mando un abrazo super grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que felicidad me causa ver que pese a que muchos lo dudan, sí se puede permanecer enamorado de tu pareja "como novios" aún muchos años después de casados, tú eres el claro ejemplo. Felicidades Luís, sigue así, amando y siendo amado de verdad, no existe bendición más grande. Un abrazo enorme para ti también, muchas gracias por siempre tomarte el tiempo de leerme.

      Eliminar
  7. Pues yo pondría a la confianza como el pilar principal (sino el único). También creo que es cuestión de aprender a respetar la individualidad de la otra persona, eso de que los dos se hacen uno me parece una aberración, quiéranse hasta el infinito y mas alla! Felicidades a los dos!

    ResponderEliminar