Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

viernes, 26 de diciembre de 2014

El amor: desmintiendo mitos.

"No esperemos fuegos artificiales y música romántica de fondo al momento de nuestro primer beso con ésa persona,también comprendamos que esperar al matrimonio para tener sexo no es garantía de que estés haciendo las cosas bien, simplemente asegúrate de no abrirle las piernas antes de que él te abra su corazón."
La televisión, los libros, las redes sociales, un anuncio a la orilla de la carretera, una canción en la radio... nuestro mundo parece estar plagado por el amor, o por lo menos del ideal que nos venden de este.

Me atrevería a decir que el amor es el sentimiento más comercial de todos, y es que aunque lo neguemos como personas siempre estamos buscando esa experiencia tan mágica que probablemente sólo hemos presenciado a través de los cuentos de hadas o las épicas historias de Hollywood... ¿Pero más allá de todo eso el amor en realidad existe? es una duda que todos nos hemos planteado por lo menos una vez en nuestra vida.

Pues con mi poca pero válida experiencia me atreveré a opinar:

¿Creen en Dios? la mayoría me dirá que sí (eso espero), otros tantos afirmarán orgullosos que no, que Dios es solamente una fantasía, un ser imaginario que el ser humano invoca para no sentirse desamparado ante las peores adversidades, sea como sea estoy segura que incluso aquellos ateos creerán en un ente superior a nuestra humanidad, pero el punto no es hablar sobre en qué se cree y en qué no, en realidad la pregunta que buscaba hacerles es: ¿cómo es Dios? físicamente ¿cuál es la primera idea que se les viene de él? Me anticipo: un hombre alto, blanco, de cabello cano y ojos claros, una especie de papa noel de cabello recortado y sin la inmensa barriga, o probablemente su percepción se apegue más a la de Dios hijo: piel trigueña, ojos color miel, cabellos castaños largos y barba crecida y un tanto descuidada... Puede que me equivoque pero apuesto a que la mayoría de nosotros visualizamos así a"Dios", ¿Por qué? ¡simple! porque de esta manera nos lo han mostrado la mayoría de medios, ya sea en películas, libros, ilustraciones etc, En las mismísimas iglesias encontramos cuadros y figuras de "Dios" representado de esta manera.

Al igual que "Dios", los medios han sembrado en nuestra mente un ideal de lo que es el "amor", desde las películas de princesas y príncipes que veíamos de niñ@s, hasta las que vemos ahora de vampiros y hombres lobos,  el ideal de amor y romanticismo sigue siendo el mismo, pero esto no quiere decir que ése ideal sea el correcto. Sí, probablemente hemos vivido engañados durante toda nuestra vida, porque cuando encuentras el amor, el verdadero, ése con el que tropiezas de pronto en el camino, ése que se te aparece cuando no lo buscabas, ése que llega por sorpresa y se adueña de todo lo que un día pensaste tuyo, ése que se convierte en tu vida misma, cuando llega "ése" tipo de amor te das cuenta que no tiene nada que ver con los cuentos de hadas...

Descubres que un beso no te despierta de la muerte, pero vaya que puede despertar en ti reacciones que jamás habías experimentado, desde estómagos revueltos por el nerviosismo, hasta alborotamiento incontrolable de tus hormonas.

Descubre que no existe una zapatilla mágica que te haga convertirte en princesa y vivir por siempre feliz en un castillo con tu príncipe, te das cuenta que no existe un "vivieron felices para siempre" porque por muy sincero y real que sea el amor siempre se sufre al amar, siempre hay lágrimas y corazones rotos, no porque no se trate de amor, sino porque el amor en los humanos es igual que el resto de su naturaleza: imperfecto; Solemos lastimar incluso a las personas que más amamos.

También te das cuenta que los príncipes azules no necesariamente vienen en ése color, incluso puede que no se trate de un príncipe, puede ser algún rebelde sin causa, algún príncipe negro al que le encante el rock, puede que nuestro príncipe no sea tan alto y fornido como lo describían los cuentos o las películas, quizá se trate de algún chico que no conoce lo que es un gimnasio y al que le encanten las donas ¡Los príncipes vienen en tantos colores y formas como seamos capaces de imaginar! y vienen repletos de defectos... Quizá no sean maestros de etiqueta y buenos modales, quizá hagan gala de sus dos pies izquierdos al momento de bailar, o sus ronquidos sean capaces de despertar a medio vecindario durante las noches (por decir algo.)

El verdadero amor sí existe, la magia del amor también, lo único que necesitamos es volver a redefinir estos y todos los conceptos que puedan ir ligados a la idea de amar. No creamos en las ideas viralizadas de las masas, seamos capaces de formar nuestras propias ideas a base de nuestras propias experiencias, aceptemos hechos que jamás cambiarán: los corazones rotos son parte de la vida, los patanes son más, los caballeros menos (esto no quiere decir que se hayan extinguido), las mujeres no siempre son víctimas, hoy en día encontrar una verdadera dama no es tan fácil, sin embargo tampoco es necesario ir a meterse a una comunidad Amish para encontrarla, por muy perfecto que alguien parezca todos tenemos flatulencias, no esperemos fuegos artificiales y música romántica de fondo al momento de nuestro primer beso con ésa persona,también comprendamos que esperar al matrimonio para tener sexo no es garantía de que estés haciendo las cosas bien, simplemente asegúrate de no abrirle las piernas antes de que él te abra su corazón. Los matrimonios no siempre son "hasta que la muerte los separe", los divorcios siempre han existido y siempre existirán, ya sea que se trate de un matrimonio o un noviazgo fallido, siempre date la oportunidad de volver a amar, jamás cierres las puertas de tu corazón, jamás las abras a cualquiera. No juzgues un libro por su portada, los mejores y más memorables contenidos suelen venir en "empaques" poco llamativos. La belleza física se va, la riqueza se acaba, el amor permanece siempre si es real, los sentimientos pesan más.

"El amor no es como lo pintan", Hollywood y Disney no podrían andar más perdidos en cuanto a sus ideales de amor, si te la vives buscando el amor perfecto probablemente tu búsqueda te lleve a perder la fe en éste, porque el amor perfecto tiene una característica principal: su imperfección; Esos innumerables detalles que vuelven humano a nuestro amor, detalles que son capaces de sacarnos canas arcoiris en determinados momentos, pero que a la larga vuelven única a ésa persona a la que la vida nos enseñó a llamar "amor."

Cree en el amor, pero primero crea tu propia idea sobre éste. Ama sin medida, pero con cautela. De eso se trata la vida al igual que el amar: siempre creer, siempre buscar, siempre luchar, pero nunca del todo confiar.


-AdriannaRossi.-

No hay comentarios :

Publicar un comentario