Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

lunes, 6 de agosto de 2012

Relaciones sexuales: más allá del placer.

No nos podemos lanzar de un avión sin paracaídas solo por querer sentir la adrenalina del momento, igualmente pasa con nuestra vida sexual.
Hace unos días estaba recordando mis días de colegio, aquellos dorados tiempos en los que el peor de mis miedos era que citaran a mi mamá con el director. Comencé a pensar en mis amigos y compañeros, esos con los que compartí mi último año como colegiala, la tan famosa y esperada "promoción."

No pude evitar sentir un poco de nostalgia, y quisé saber que había sido de la vida de mis compañeros, así que comencé a buscar sus perfiles en la famosa y reconocida red social del "facebook." Enorme fue mi sorpresa, y a la vez decepción, al ver que muchas de las que habían sido mis compañeras no estaban como yo esperaba, la mayoría de ellas no habían continuado sus estudios universitarios debido a que ahora eran amas de casa, y madres de familia, algunas hasta de dos criaturas. Al igual con mis compañeros varones, aunque en menor número, muchos habían dejado los estudios, pues ahora eran responsables de una familia a la cual mantener y sacar adelante.

La temática de los embarazos no deseados, y embarzos adolescentes siempre ha estado presente en mi vida, pero lo veía como algo lejano, algo que pasa, pero no en mi entorno, no a mi. Como imaginarán fue sorpresivo ver tantos casos que quierase o no, eran cercanos a mi persona, tantos en mi circulo de amigos que habían cometido quizá el peor error de sus vidas.

¿Cuál error? simple y sencillamente el error de haber comprometido su futuro, y tristemente el futuro de sus hijos. Tener un hijo es una verdadera bendición, un milagro de vida ... ser testigos del nacimiento de una nueva vida, ¡engendrar una nueva vida! es lo más maravilloso que puede existir. El hecho de que Dios nos haya dado la capacidad de crear nueva vida, es uno de los mayores dones que pudimos haber recibido.

Pero claro, todo en esta vida tiene su tiempo, y una bendición así de grande, debe de llegar en su momento justo, la noticia de la llegada de un hijo, debe ser motivo de alegría y euforia, no de preocupación y angustia.

No les diré que "debemos de guardarnos sexualmente puros hasta el matrimonio," por que a decir verdad, ni yo misma creo en eso; Lo que sí sé es que debemos de ser responsables con cada acción en nuestra vida, sobre todo, con algo tan delicado y consecuente como nuestra sexualidad.

Sí creemos estar con la persona indicada, si creemos amar y ser amados de verdad, si tenemos una relación estable y nos trazamos un verdadero futuro con esa persona, será natural que pensemos en una vida sexual con ella, y si así lo decidimos, estará bien, siempre y cuando hablemos antes con nuestra pareja de ello. Tenemos que estar seguros de tener la madurez necesaria para comenzar una vida sexual, tenemos que ver en nuestra pareja un poyo incondicional y una verdadera madurez.

No nos podemos lanzar de un avión sin paracaídas solo por querer sentir la adrenalina del momento, igualmente pasa con nuestra vida sexual.

Si hemos decidido comenzar una vida sexual activa, entonces debemos tomar en cuenta lo bueno y lo malo de esto: existen infinidad de enfermedades, entre ella, la más famosa y temida de todas, el VIH. Y siempre debemos de tener en cuenta de que existe el riesgo de un embarazo no deseado.

Para disfrutar plenamente de nuestra vida sexual, debemos informarnos, buscar orientación y tomar medidas, debemos de protegernos SIEMPRE, sin importar la circunstancia. Jamás nos confiemos, nunca digamos que a nosotros no nos pasará, no tentemos al destino.

Antes de tener relaciones sexuales, bajo cualquier circunstancia, pensemos en lo que pasará después de ese breve momento de placer... pensemos que la decisión que tomemos en ese instante podría cambiar nuestro futuro, el futuro de nuestra relación, y sobre todo, podría arruinar el futuro de nuestros hijos.

Tomemos conciencia, al final de cuentas, el propósito de las relaciones sexuales es precisamente la reproducción y continuidad de la especie.

-AdriannaRossi.-


2 comentarios :

  1. buen articulo :)

    Yo pienso y es mi pensamiento, de que no es necesario ser maduros al tener una relacion sexual si no de estar consientes en la responsabilidad y las consecuencias, por que hasta el adulto mas maduro del mundo puede cometer el error, solo por un momento de calentura :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero para estar conscientes de la responsabilidad que implica una relación sexual, y las consecuencias que puede acarrear, es necesario tener un alto grado de madurez. La madurez no se mide en los años, sino en las experiencias... y aún en los momentos de calentura más inimaginables e incontrolables que puedan haber, siempre se debe de conservar aunque sea un cachito de razón.

      Eliminar