Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

sábado, 4 de agosto de 2012

Recuerdos de la infancia.


“Lo maravilloso de la infancia es que cualquier cosa es en ella una maravilla.” 
Gilbert Keith Chesterton

¿Nunca les ha pasado que al recordar su infancia, lo que viene a su mente son detalles mínimos, al parecer sin importancia y de lo más simples?

Cosas como el perfume que usaba nuestra abuela, o el olor de la comida de mamá, la breve imagen de algún atuendo el cual nos gustaba mucho vestir, o algún juguete que nos brindó mucha diversión en su momento.

Sí, creo que a la mayoría de nosotros nos pasa, y nos preguntamos ¿porqué? ¿porqué recordamos con tanta claridad cosas aparentemente insignificantes, pero se nos es imposible acordarnos de detalles grandes, que verdaderamente podrían haber marcado nuestra infancia?

Muchas veces me lo cuestione, no lograba encontrar lógica a eso ...
¿saben cual era el problema? Pretendía encontrar explicación a los recuerdos de mi infancia, analizandoles con la mentalidad de una persona adulta; Una persona adulta que olvido la ingenuidad e inocencia de la niña que algún día fue, una persona adulta que aprendió del egoísmo y el rencor con el paso de los años. Una persona adulta que se enamoró del dinero, y de las cosas "valiosas" en el mundo, una persona adulta que ahora ve en lo material el verdadero sentido de la vida y la felicidad.

Y es que cuando uno es niño, son las pequeñas cosas las que verdaderamente importan, cuando uno es niño, no conoce el significado de la hipocresía o el interés, cuando uno es niño sabe apreciar lo que verdaderamente importa, no necesita de dinero para ser feliz, y descubre verdaderos tesoros en las cosas sencillas, pequeñas y gratis que le ofrece el mundo.

Cuando uno es niño, con un puñado de barro y unas cuantas hojas puede hacer el más gourmet de los platillos, cuando uno es niño con unas cuantas sábanas y una que otra tabla puede construír el más lujoso y envidiable castillo, cuando uno es niño con una silla y un plato puede montar sobre un flamante ferrari y ser corredor de fórmula 1, cuando uno es niño no necesita de computadoras, blackberry´s o dinero para tener a "los mejores padres del mundo", si mamá se saca un bombón de la cartera para nosotros, eramos los más afortunados del universo, y aún más allá.

Cuando uno es niño, es capaz de vivir mil aventuras en una tarde, ir a marte y regresar antes de que se sirva la cena, salvar el mundo, luchar contra el mal y terminar únicamente con algunas manchas de lodo sobre la ropa como consecuencia.

Cuando uno es niño no importa lo que se viste, o lo que se tiene, siempre se es feliz.

¿Por qué no atreverse a pensar como niño de vez en cuando? ¿por qué no hacer un esfuerzo por recuperar un poco de toda esa inmensa sabiduría que olvidamos cuando dejamos atrás nuestra niñez?

¡Atrévete a ser niño, aunque sea solo por un momento!

-AdriannaRossi-

No hay comentarios :

Publicar un comentario