Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

viernes, 7 de diciembre de 2012

Correr 5 kilómetros te inspira para correr 25 kilómetros más...

"Si fuimos capaces de dar el primer paso, seremos capaces de dar un segundo, si fuimos capaces de dar un segundo, seremos capaces de dar un tercero, así sucesivamente, así hasta llegar al final, a nuestra anhelada meta."
Hay una frase muy cierta, y sumamente motivadora que dice: "un viaje de mil millas comienza con el primer paso", y no puede haber nada más cierto. A veces, cuando emprendemos un camino, justo al dar el primer paso solemos detenernos a evaluar el horizonte, y nos damos cuenta de la magnitud de camino que nos queda por recorrer para llegar a nuestra meta, reconsideramos nuestra decisión y surgen indinidad de cuestionamientos, ¿verdaderamente vale la pena? probablemente nunca lleguemos y sólo logremos fatigarnos, probablemente no sea tan buena idea como creímos en un principio, probablemente debamos de seguir por el camino fácil, probablemente ser uno más entre el montón no esté tan mal... la actitud conformista y el pensamiento mediocre comienzan a invadirnos.

A mi me ha pasado muchas, incontables veces, y sí, aunque no me enorgullezco lo admito, esos pensamientos y esas malas actitudes me han ganado, y poco tiempo después me he arrepentido. Reflexiono: si tan sólo hubiese dado unos pocos pasos más, si tan sólo hubiera sido más persistente, si tan sólo hubiera luchado con ganas por aquello que tanto quería, probablemente ahora, en este mismo momento ya sería una conquistadora de mis sueños, ya hubiese llegado a aquella tan anhelada y lejana meta.

Esta mañana escuche la frase que titula mi entrada: "correr 5 kilómetros te inspira para correr 25...." y lo creí. No, no tiene que ver exactamente con el atletismo, sino con cualquier situación que se nos pueda presentar en nuestra vida. Como el alpinista que decidió escalar la más alta de todas las montañas, al encontrarse cara a cara con su reto, y ver la inmensidad del mismo ¿ustedes creen que no pensó en tirar la toalla y desistir? ¡claro que lo hizo!, es una reacción natural en los hombres, evadir el peligro y buscar los caminos más fáciles, las salidas menos complicadas... pero esa es la primera reacción, nunca la única. El alpinista rechazó la idea de rendirse, porque tenía esa chispa desconocida para muchos que se llama VOLUNTAD. Escaló los primeros metros, y en sus adentros aún estaba la idea de desistir, rendirse en ese momento sería fácil, no había escalado nada, regresar a suelo firme era cuestión de un sólo paso, en cambio, alcanzar aquella lejana e imponente cima llevaría horas, probablemente días... mucho sudor, mucha sangre y mucho dolor... el alpinista volvió a ignorar sus pensamientos de mediocridad y siguió escalando, hasta encontrarse a la mitad del camino, cansado, sediento y herido, pero motivado, ya había llegado hasta ahí y aunque aún quedaba un largo camino, no pensaba darse por vencido, todo su esfuerzo hasta el momento no habría sido en vano... y así siguió, el alpinista con mentalidad de campeón y actitud de guerrero, hasta alcanzar la tan preciada cima, con sus manos llenas de sangre, reventadas por las piedras e irritadas de sudor, su rostro agotado, exhausto, pero con una mirada de orgullo y satisfacción, y si le preguntan a ese alpinista que si su esfuerzo ha valido la pena, les aseguro que sin dudar responderá que sí, y que de ser posible lo volvería a hacer.

¿Cuál es tu montaña? probablemente tus estudios, probablementen tu trabajo, probablemente tu familia... probablemente la montaña más imponente y peligrosa de escalar seas tú mismo, tu y tus barreras mentales, que buscan siempre ponerte límite y decirte que no puedes... tus miedos e inseguridades, ¡escala y conquista esas montañas!

Sólo es cuestión de atreverse a dar el primer paso, lo demás se irá dando por si solo, nosotros mismos nos sentiremos motivados, porque si fuimos capaces de dar el primer paso, seremos capaces de dar un segundo, si fuimos capaces de dar un segundo, seremos capaces de dar un tercero, así sucesivamente, así hasta llegar al final, a nuestra anhelada meta.

-AdriannaRossi.-

2 comentarios :

  1. ...me encanto la entrada!!! como tu dices a veces la montaña somos nosotros mismos.. con nuestros pensamientos.... muchas veces fui mi propia montaña pero lo que realmente funciona es mirarte al espejo... y decirte: Para que? que de todo lo que haces sirve para que? si al menos tiene algo positivo sigue así... de lo contrario puedes saber que debes cambiar de camino y probar con otro.


    Beso enorme, te agrego a mi lista de lecturas diarias. gracias por la visita en mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tomarte el tiempo de leerme, y así como tu dices, a veces es necesario detenernos y tomarnos un tiempo para cuestionar nuestras acciones y analizar lo que estamos haciendo con nuestra vida... muchas veces esa pausa es la que hace falta para lograr encontrar el ingrediente exacto que nos esta faltando en la vida, la clave del éxito y de la felicidad. ¡Un abrazo enorme para ti!

      Eliminar