Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

domingo, 31 de marzo de 2013

Cuando un amigo se va.

"Cuando un amigo se va no queda más que agradecer a Dios por habernos encontrado en el camino con aquella persona, aunque hubiese sido por mucho o poco tiempo, cada segundo contó."
¿A cuantos de todos los "amigos" que han tenido en el transcurso de su vida conservan hasta el día de hoy? me atrevería a decir que los más afortunados logran contar algunos con los dedos de una mano, y otros (quizá la mayoría de nosotros) no conservamos a ninguno.

En estos 20 años que llevo viviendo y creciendo dentro del planeta tierra han ido y venido muchísimos amigos, que con el tiempo y la madurez que me ha brindado la experiencia he terminado catalogando como no más que simples conocidos, algunos un poco más cercanos que otros, pero al final de cuentas conocidos y ya.  No he sido tan desgraciada como parece, ya que aunque no han sido eternas, he tenido el privilegio y bendición de conocer un par de amistades verdaderas, personas que han llegado a mi vida y se han ganado a base de acciones mi cariño, respeto, aprecio y un lugar muy especial e intachable en mi corazón.

Lo curioso de todo es que esas dos o tres personas que VERDADERAMENTE merecen ser llamados amigos, por distintas razones ya no se encuentran en mi vida, los he perdido y me ha dolido muchísimo, si bien no han muerto aún, al tener que separarnos y tomar distintos caminos se podría decir que he quedado "de luto", porque sé reconocer y aceptar que la distancia y el tiempo terminan separando y destruyendo hasta las más hermosas y firmes amistades, aunque muchos digan lo contrario, yo no creo en fantasías.

Hasta el día de hoy únicamente conservo una sola amistad verdadera en mi vida, una amistad que llevo construyendo, reforzando y manteniendo durante los últimos siete años, una amistad que creí sería sumamente longeva, una amistad que sentía segura y estable, hasta hace un par de días... "Me voy para no regresar" me dijo, y entonces lo comprendí: las amistades para toda la vida no existen, o al menos no fueron pensadas para mi. 

Es difícil aceptar la partida de personas tan importantes en nuestra vida, como lo son los verdaderos amigos, pero tarde o temprano a todos nos tocará afrontar esa difícil despedida, lo único que nos quedará por hacer es rezar porque algún día quizá se suscite un reencuentro, y de no ser así por lo menos esperar haber sido tan importante en la vida del otro como el otro lo ha sido para nosotros, esperar haber marcado de manera positiva su vida, haber dejado huella en el corazón, habernos merecido que nos consideren y siempre nos recuerden como una amistad verdadera.

Cuando un amigo se va los recuerdos se convierten en riquezas espirituales, alegrías para el alma, consuelo para el corazón y  remedio para la soledad que probablemente nos abrace una que otra noche, cuando un amigo se va no queda más que agradecer a Dios por habernos encontrado en el camino con aquella persona, aunque hubiese sido por mucho o poco tiempo, cada segundo contó, porque esa persona en su larga o corta estancia con nosotros nos brindó alegrías, compartió tristezas, nos hizo sentir apoyados y comprendidos, nos dio amistad pura e incondicional, y eso señores NO TIENE PRECIO.

¿Moraleja? simple, si tienen a su lado estos extraños seres en peligro de extinción conocidos como amigos, valórenlos y cuídenlos, más claro imposible.

-AdriannaRossi.-


4 comentarios :

  1. La amistad, un tema de grandes incognitas para mi que me pregunto el porque de todo. Lamento mucho lo de tu amigo que se va, me ha pasado, a veces se van hasta sin decir adiós, parece ley de la vida.

    Yo la verdad, espero que las amistades nunca terminen, yo quiero pensar que están en pausa =) en fin.

    Que tengas un gran inicio de semana.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es triste, pero son cosas de la vida, como tu dices "leyes" que parecen estar designadas a pasar, sí o sí. Siempre es bueno tener una mentalidad positiva. Gracias por leerme, ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Yo humildemente debo decir que siempre he tratado de ser un buen amigo, pero he tenido mala suerte, se ha cruzado en mi camino gente interesada o mal intencionada, yo he preferido alejarme y puedo decir que amigos lo que tengo los puedo contar con los dedos de una mano. No hace mucho me aleje de un amigo mío a quien quiero muchísimo, porque se empezaba a formar un triangulo no deseado y sé que eso trae problemas, por eso me aleje. A veces he dudado si la amistad entre un hombre y una mujer puede prevalecer cuando se inmiscuye el amor. Bueno, toma tiempo recuperarse de este tipo de golpes, toma tu tiempo, lame tus heridas, pero eso sí, nunca dejes de confiar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me deja en qué pensar tu comentario Gary. En lo personal creo que sí se puede dar la amistad entre un hombre y una mujer, pero es difícil lograrla, ahora que hago memoria la mayoría de chicos que han sido amigos míos han terminado declarándome su amor, gracias a Dios he sabido rescatar las amistades y "rechazarlos" sin hacerlos sentir heridos, pero siempre existe el riesgo de que de pronto revivan las "pasiones" que en realidad no son más que ilusiones, lo más triste es que este amigo del que hablo en mi entrada es el ÚNICO con el que jamás he tenido este tipo de situaciones incomodas, un amigo verdadero sin más intenciones que esa: brindarme su pura amistad. Es triste, pero por algo pasan las cosas, seguiré tu consejo y no dejaré de confiar. Un beso.

      Eliminar