Blogger news

gadgets para blogger

La frase...

"Te lamentas continuamente de cosas que dejaste de hacer o que hiciste mal en el pasado, como si eso sirviera ahora de algo. ¿Por qué no te perdonas y aceptas que hiciste lo mejor que sabías en cada momento y lugar?, tienes derecho a evolucionar."

jueves, 2 de enero de 2014

Propósitos de año nuevo.

Seamos jóvenes o viejos, todos hacemos alarde por igual de nuestro alzheimer, cuando de propósitos de año nuevo se trata.
Comenzamos un nuevo año,  un 2014 que todos esperamos traiga cosas buenas.
Siempre que iniciamos un año, lo hacemos llenos de expectativas, planteándonos muchas metas, los famosos "propósitos de año nuevo."

Vemos al nuevo año como una nueva oportunidad para ser mejores personas con quienes nos rodean, para ser mejores estudiantes y profesionales, para mejorar nuestro aspecto físico y comenzar a vivir una vida más saludable... en general buscamos tener una mejor calidad de vida, en todos los aspectos posibles.

Pese a tantos falsos profetas que han jurado en años anteriores que el mundo acabaría, aquí seguimos, vivitos y coleando (y sí, nos seguimos acabando al mundo por nuestra falta de conciencia), pero al fin y al cabo, aquí estamos. Bien dicen que cada nueva vida que llega al mundo es la viva muestra de que Dios aún sigue teniendo esperanza en  nuestra humanidad (y yo diría que mucha, tomando en cuenta la sobrepoblación que se vive en tantos países.) El mundo no terminó en el 2012, ni en el 2013, hemos llegado al 2014, y vale la pena detenernos un segundo y reflexionar si verdaderamente somos dignos de seguir aquí.

Como decía antes, solemos ver el comienzo de cada año como una oportunidad de mejorar, pero generalmente esa motivación y expectativa se pierde a las pocas semanas de iniciado el año, y terminamos cayendo en la rutina y el sedentarismo, siendo exactamente iguales que el año anterior, cometiendo los mismos errores, profesando las mismas malas costumbres, nos seguimos equivocando, tropezando una y otra vez con la misma vieja piedra.

¿Por qué?, si tenemos la voluntad, es seguro que tenemos el potencial y la capacidad de ser mejores, simple y sencillamente parece que olvidamos lo que queremos; Seamos jóvenes o viejos, todos hacemos alarde por igual de nuestro alzheimer, cuando de propósitos de año nuevo se trata.

Comenzamos el año queriendo rebajar las libras de más ganadas en diciembre, y a las alturas de febrero nos damos cuenta que hemos duplicado esas libritas sobrantes.

Comenzamos el año queriendo mejorar nuestras notas y rendimiento académico, y a mediados de ciclo nos damos cuenta que ni sacándonos 20 en los exámenes lograríamos aprobar las materias.

Comenzamos el año buscando ser mejores profesionales, y sin embargo desde ya vamos pensando en las excusas que pondremos para conseguir una incapacidad laboral y unos cuantos das de descanso.

Las cosas no cambian porque nosotros seguimos actuando exactamente igual, siempre. Si queremos resultados diferentes, es necesario que comencemos a comportarnos de manera diferente. Es necesario que corramos riesgos y salgamos de nuestra zona de confort, que nos atrevamos a tomar decisiones, que dejemos de caminar inseguros, y comencemos a correr en busca y encuentro de esos propósitos que durante tantos años nos hemos prometido.

Cada fin de año, cinco minutos antes de las 12:00AM nos encontramos repitiendo los mismos propósitos de hace una década, porque simple y sencillamente jamás los hemos cumplido.

Que este 2014 sea un año de cambios reales, y no sólo de sueños y fantasías que quedaron en el aire. Todo se trata de nosotros, todo está en nosotros, en nuestras manos y nuestra mente, en nuestras ganas y nuestra fuerza de voluntad. Tenemos el poder de cambiar y mejorar nuestras vidas; Ante nosotros se encuentran 363 das, 363 páginas en blanco, vírgenes, esperando ansiosas por nosotros; Podemos hacer de ellas el más motivador y excitante de todos los libros, o simple y sencillamente otra obra mediocre más que se añade a la colección. 

Sí, el 2014 puede ser nuestra obra maestra, y si de verdad lo queremos, lo será.

-AdriannaRossi.-


2 comentarios :

  1. Hola Adrianna:)
    Tienes mucha razón en que a principio de año las personas tienden a hacerse propósitos, algunos de ellos sabiendo desde un principio que son inalcanzables.
    La cuestión es que nos proponemos cosas por cambiar y mejorar, que eso siempre esta genial, pero hay que ser realistas y pensar realmente en lo alcanzable!
    Me encanta tu blog
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, ser realistas, pero sobre todo ser perseverantes. Siempre he pensado que no hay incansables en la vida cuando verdaderamente existe voluntad. Gracias por leerme, me alegra mucho que mi blog sea de tu agrado.

      Eliminar